Gatos y Respeto

Por unos gatos felices

El gato en la Heráldica

Deja un comentario

Vidriera de la iglesia de Chaource, Aube, Francia

Vidriera de la iglesia de Chaource, Aube, Francia

Hace tiempo, mucho tiempo, el gato era un animal muy respetado. Representaba el valor, la independencia y, sobre todo, la libertad. Símbolo de la vigilancia, a menudo era el emblema de ciudadanos que habían sabido proteger una ciudad o un pueblo.

Pero esta visión positiva no siempre ha sido trasladada a la heráldica, tal como deja claro Pierre Palliot en su obra de referencia “La Vraye et parfaite science des armoiries” (La verdadera y perfecta ciencia de los escudos de armas), publicada en 1664, al empezar el artículo “Gato” con estas palabras: “Más dañino que útil, más vale temer y no desear sus caricias”. Y sigue diciendo: “Siempre me extraña que nuestros antiguos reyes escogieran al gato para sus escudos de armas, pues dicho animal nada hace si no es obligado”. A pesar de lo anterior, muchos lugares y familias tienen gatos en sus escudos.

Bossewell, en su tratado de heráldica publicado en 1572, describe el gato como “una bestia enemiga de los ratones, taimada e inteligente, que supera la oscuridad de la noche”. Y añade: “Disfruta de la libertad, y de joven es rápido, ágil y alegre. Es una bestia cruel en la naturaleza, cae de pie desde lugares altos, y casi nunca se hiere. Cuando tiene un bonito pelaje se enorgullece y va de un lado a otro para que se le vea”.

No entraremos aquí en la simbología de la heráldica, una ciencia sumamente complicada, y nos limitaremos a hablar de unas cuantas familias y ciudades cuyos escudos ostentan uno o varios gatos. En algunos casos, la explicación es sencilla, se trata de armas parlantes donde el gato alude directamente al nombre del linaje o topónimo al que hace referencia. Tomaremos como ejemplo a dos familias italianas. La primera es la familia della Gatta, Gatti o del Gatto, al parecer originaria de Francia, que llegó a Nápoles bajo el reinado de Carlos I de Anjou y Sicilia, y la segunda, una de las múltiples ramas de la familia Gatteschi.

Blasón de la familia Della Gatta

Blasón de la familia Della Gatta

Familia Gatteschi

Familia Gatteschi

También está el escudo de la comuna de Chaource, en Francia. Pronunciado significa “Gato-oso”. Incluimos una vidriera gótica con las armas de la ciudad. Otro ejemplo es el clan Chattan escocés, que llamaba a su jefe, el conde de Sutherland, “Mohr an chat”, es decir, “El gran gato montés”. El escudo e insignias de los Mackintoch aún llevan la divisa “Touch not the cat bot a glove” (No toques al gato sin un guante). Aún en Escocia, en el condado de Sutherland, hay un gato en el escudo del burgo de Dornoch, aunque ya no puede hablarse de armas parlantes, sino que está basado en un diseño de 1786. El plata y el azul son los colores tradicionales de la ciudad y la herradura simboliza la victoria de Guillermo, conde de Sutherland, contra los daneses en 1259. El lema “Without fear” significa “Sin miedo”.

Blasón de Burgh Dornoch, Escocia

Blasón de Burgh Dornoch, Escocia

Blasón de Chaource, Aube, Francia

Blasón de Chaource, Aube, Francia

Blasón de Chaource, Aube, Francia

Familia Mackintoch

Algo más al Sur, en el estuario del río Mersey se encuentra Ellesmere Port y Neston Borough, cuyo escudo tiene a la derecha un precioso gato atigrado con una corona a modo de collar enfrentado a un caballo de mar. Ellesmere Port está en el condado de Cheshire. ¿Tendrá algo que ver con el famoso gato de Cheshire de “Alicia en el país de las maravillas”? La divisa del escudo “Let us go forward together” significa “Avancemos juntos”.

Blasón oficial de Ellesmere Port y Neston Borough, Cheshire, Inglaterra

Blasón oficial de Ellesmere Port y Neston Borough, Cheshire, Inglaterra

No podemos dejar de mencionar al blasón de la familia Keats, de Devonshire, Inglaterra, que consiste en un fondo de plata con tres gatos negros. Probablemente tres gatos monteses ingleses, conocidos ahora como gatos monteses escoceses.

Familia Keats, de Devonshire

Familia Keats, de Devonshire

Cruzando el canal de la Mancha, nos encontramos con un pueblo llamado Marles-les-Mines, que heredó su escudo de las antiguas armas del condado de Marles y de la familia Beaulaincourt. La corona entre los dos leopardos de oro simboliza la recompensa acordada en el siglo XIV por el rey Eduardo de Inglaterra a Enguerrand de Beaulaincourt por haberle ayudado a hacer prisionero a Juan el Bueno, rey de Francia.

Blasón de Marles-les-Mines, Pas-de-Calais, Francia

Blasón de Marles-les-Mines, Pas-de-Calais, Francia

Cruzando Francia hasta adentrarnos en el Rosellón, llegamos a Mosset, no lejos de Perpignan, cuyo escudo es de lo más curioso: cuatro barras de fondo con un gato negro sosteniendo un cohete en la boca. No hemos sido capaces de encontrar más información al respecto. Sí sabemos que hay por lo menos otros siete pueblos en Francia, además de los tres que mencionamos aquí, cuyo escudo luce un gato.

Mosset, Rosellón, Francia

Blasón de Mosset, Rosellón, Francia

Y para terminar, incluimos una imagen del precioso blasón de la familia Muyser-Lantwyck, originaria del condado de Brabante, en Bélgica, y del sencillo escudo del pueblo de Sobrio, en el cantón de Ticino, Suiza.

Blasón familia Muyser-Lantwyck, condado de Brabant, Bélgica

Blasón familia Muyser-Lantwyck, condado de Brabante, Bélgica

Sobrio, condado de Ticino, Suiza

Sobrio, condado de Ticino, Suiza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s