Gatos y Respeto

©


Deja un comentario

Los gatos y la novela negra

RAYMOND CHANDLER (Autor de novela negra y amante de los gatos)

Chandler_2Raymond Chandler tuvo una enorme influencia en la literatura de detectives y acabó por definir los principios de la novela negra pura y dura. La utilización de la mujer fatal, argumentos retorcidos y un vocabulario seco, directo, imaginativo y rápido han convertido sus historias en clásicos como El sueño eterno o El largo adiós. Además de ser un gran autor de novelas negras, Chandler tenía otra pasión, los gatos. Adoraba a su gata Taki y disfrutaba con ella, aunque por lo visto también le sacaba de quicio. Lean lo que escribió a un amigo:

“Nuestra gata se está convirtiendo en una tirana. En el momento en que se queda sola, emite maullidos realmente espeluznantes hasta que alguien acude corriendo. Suele dormirse en la mesa del porche y ahora exige que se la suba y baje de dicha mesa. Tenemos por costumbre darle leche caliente por la noche y empieza a reclamar la leche a partir de las 7:30”.

(Encontrado en mental-floss.com, traducción: M.G.)

Chandler_1

Anuncios


Deja un comentario

Los gatos de “A propósito de Llewyn Davis”

LOS GATOS DE LA NUEVA PELÍCULA DE LOS HERMANOS COEN

_MG_7343.tif

Tres gatos atigrados encarnan a Ulises

A pesar de aparecer en la pantalla más tiempo que muchos actores de dos patas en A propósito de Llewyn Davis la última película de los hermanos Cohen, el gato que se convierte en el inesperado compañero del protagonista no aparece en los títulos de crédito. Quizá se deba a que el pelirrojo felino cuyo nombre es desconocido durante gran parte de la película está interpretado por tres gatos. Sin embargo, Ulises, pues así se llama, tiene un papel de importancia. Quién sabe si el jurado de Cannes 2013 no estaba compuesto por amantes de los gatos, ya que otorgaron el Grand Prix a la cinta.

Dawn Barkan es la persona que ayudó a los hermanos Coen a rodar escenas de su talentoso aunque desafortunado protagonista con un felino atigrado con tendencia a escaparse de la casa, en el metro, en la calle, donde sea. Tiene en su haber películas como Ace Ventura, un detective diferente, Novia a la fuga y Aventuras en Alaska, entre otras, además de haberse encargado de que el Sr. Jinx supiera usar el váter en Los padres de ella.

A primera vista, parece que convencer a un gato de que se escape es más simple que enseñarle a usar el servicio, pero Dawn Barkan reconoce que esta película fue una de las más complicadas: “Muchas escenas del guión asustarían a cualquier gato”, dice. “Sin embargo, los Coen han trabajado con animales en muchas de sus películas y sabían lo que representaba”.

LLewyn_D_2Solo dispuso de seis semanas para entrenar a cinco gatos rescatados de protectoras. Aunque dos no trabajaron en la película por problemas de “temperamento”, la adiestradora hizo milagros con el trío finalista. Tigger, una hembra, es la que Llewyn Davis lleva a todas partes; Jerry se especializó en las escenas de acción porque entendió inmediatamente que si hacía ciertas cosas, se le recompensaba con un trozo de pollo, por ejemplo. Y Daryl era “el tío tranquilo que no se inmutaba en situaciones peligrosas”, añade Dawn Barkan. Está en las escenas con más gente en el metro, en el coche, con ruido. Pero incluso el relajado Daryl perdió los nervios y arañó al actor Oscar Isaac. “Llevaba semanas diciéndoles que no era una buena idea rodar en una auténtica estación de metro”, recuerda la adiestradora. “No quiero que vuelva a ocurrir algo semejante”.

Dawn Barkan tiene tres gatos, Peanut, de 14 años, Charlie, de 8 años, y el último gato himalayo que ha dado vida al Sr. Jinx. Mischa, el gato que sabía tirar de la cadena en Los padres de ella dejó este mundo hace tiempo. Para otra escena de la película, Dawn Barkan propuso a Finn, uno de los cinco perros adoptados de los que cuida personalmente. También tiene un caballo.

Llewyn_D_3

Oscar Isaac debió aprender a tocar la guitarra de otra forma para rodar la película y no le importó, pero ¿superó el incidente del arañazo y se convirtió a los gatos? “Estaba dispuesto a hacer lo necesario para rodar las escenas”, explica Dawn Barkan, y añade que si a un actor o a una actriz no le gustan los animales, no afecta mucho a su trabajo: “Los actores pueden hacerte la vida fácil o difícil, pero solo son atrezo. Los animales trabajan con el adiestrador”.

Artículo publicado en la revista vulture.com el 12 de diciembre de 2013, escrito por Lisa Liebman.

(Traducción: M.G.)


Deja un comentario

El gato y la luna, de William Butler Yeats

WB_YeatsWilliam Butler Yeats (13 de junio de 1865 – 28 de enero de 1939) fue un poeta irlandés y una de las figuras literarias más importantes del siglo XX. En 1923 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura por “su poesía de profunda inspiración, que mediante una elevada forma artística expresa el espíritu de toda una nación”. A pesar de ser anglo-irlandés y protestante, se sentía profundamente irlandés, y recurrió a las leyendas y mitología del país para escribir sus novelas y poemas.

Litografia_LOB

Litografia de Liam Ó Bruin

El gato y la luna

El gato se fue aquí y allá

y la luna giraba como una peonza.

y el primo hermano de la luna,

el gato rampante, miró hacia arriba.

El negro Minaluch observó la luna,

y por mucho que se moviera y maullara,

la fría y pura luz en el cielo

conmovía su sangre animal.

Minaluch corre por la hierba,

alzando las delicadas patas.

¿Bailas, Minaluch, bailas?

Cuando dos almas gemelas se encuentran,

¿hay algo mejor que un baile?

Quizá la luna aprenda,

cansada de modas palaciegas,

una nueva manera de bailar.

Minaluch se arrastra por la hierba,

pasando de un lugar a otro,

iluminado por la sagrada luna

que ha entrado en una nueva fase.

¿Sabe Minaluch que sus pupilas

pasarán de un cambio a otro,

y que van de luna llena a media luna,

de media luna a luna llena?

Minaluch se arrastra por la hierba

solo, importante y sabio,

y alza hacia la luna cambiante

sus cambiantes ojos.

William Butler Yeats

 (Traducción: M. G.)

Nota.- Para ver el poema en inglés pulsa más abajo

Sigue leyendo


Deja un comentario

Siete y Gus, el gato trepador

gus_antena

Gus, el trepador

Hace siete años encontraron a Siete rondando por las calles de Valladolid. Vieron que era un gato acostumbrado a convivir con gente y pusieron carteles por si se había perdido, pero a los dos meses nadie lo había reclamado y Siete fue adoptado legalmente. Al poco de llegar, ya se había adaptado a su nueva casa, empezaba a reclamar mimos y a maltratar los muebles. Siete es un gato sofisticado y elegante, su pasión es la caza de topillos y de pájaros. No se come a sus presas, prefiere la comida enlatada, pero nunca duda en regalar lo que caza a sus dueñas.

siete

El gato Siete

Su hermano Gus es un gato regalado de cinco años, hijo de una gata que vive feliz en una casa con jardín. Gus es un gamberro peludo, amante de la buena comida y de las largas siestas. Es un gran trepador, pero no sabe bajar y se puede pasar largas horas en antenas de televisión o copas de árboles hasta que lo rescatan (como demuestra la foto).

Siete y Gus tienen la enorme suerte de pasar muchos fines de semana y largas temporadas en una casa de campo.

Nota.- Quizá parezca raro que un gato sepa subir y no bajar, pero es mucho más frecuente de lo que parece. Y no solo pasa con gatitos. Muchos gatos adultos se lanzan a trepar persiguiendo a una paloma, por ejemplo, o porque algo les ha asustado, y son incapaces de bajar. Supuestamente, bajarán con el tiempo… Bueno, no es del todo cierto. Algunos, quizá, pero otros no y acabarán cayéndose por cansancio o inanición. Llamar a los bomberos no sirve, a la policía municipal tampoco. Eso solo funciona en las películas. La única solución es encontrar una escalera lo suficientemente alta y subir a por el gato, que normalmente llegará a la rama más baja. Una vez al alcance de la mano, se le agarra por la piel del cuello (como hacen las madres con sus gatitos), se coloca debajo del brazo sin soltarle el cuello y se empieza a bajar. Personalmente, tengo vértigo a partir de dos metros, pero he tenido que rescatar en tres ocasiones a una gata, y la última vez la primera rama estaba a cinco metros de altura… Espero sinceramente que sus gatos no sean como Gus, Toti o el gato de mi vecino que se subió a un poste de teléfono porque le asustó un perro.


Deja un comentario

Un gato de película

Orangey_1

Orangey junto a Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”

Os presentamos al famoso gato de “Desayuno con diamantes”, de Blake Edwards, película con la que esta mascota fue ganadora de los Patsy Awards.

Orangey_5

Audrey Hepburn dijo que la escena en la que tira al gato desde el taxi bajo la lluvia fue lo más desagradable que jamás hizo en una película. Era una gran amante de los gatos.

Orangey_4

El coprotagonista gatuno de la actriz se llamaba Orangey. Debutó en la gran pantalla en 1951 en la película “Rhubarb”, a la que siguieron otras muchas, tal como puede verse en su filmografía de más abajo. Es el único felino que ha ganado el Premio Patsy en dos ocasiones, el equivalente al Oscar de los actores animales.

Orangey_2

Poster de la película “Rhubarb: el gato millonario”

Orangey_3

Orangey (en el papel de Butch) en una de sus escenas en “El increible hombre menguante”

Filmografía de Orangey:

1965                El pueblo de los gigantes (en el papel del Gato Gigante)

1964/65          Mi marciano favorito (serie)

1963                La comedia de los horrores (en el papel de Cleopatra)

1960                Los nuevos ricos (serie)

1962                Gigot

1960                Un marciano en California (en el papel de Clementine)

1958                Shirley Temple’s Storybook

1957                El increíble hombre menguante (en el papel de Butch)

1955                Regreso a la Tierra (en el papel de Neutron)

1953/55           Our Miss Brooks (serie) (en el papel de Minerva)

1951                Rhubard (en el papel de Rhubarb)