Gatos y Respeto

©


Deja un comentario

El rapto de la gata Oreo

Oreo en butaca arañada

Oreo en butaca arañada

El hotel Armstrong, que ocupa un edificio histórico en la pequeña ciudad de Fort Collins, Colorado, estaba completo, pero una sensación de vacío había invadido el lugar. En el lobby, el personal señalaba con tristeza un sillón de cuero vacío marcado por numerosos arañazos.

Oreo_3

Al parecer, Oreo, la gata que eligió el lobby del hotel como su casa, había sido raptada por tres hombres. Los dueños del hotel, Steve y Missy Levinger, así como los empleados se dieron cuenta inmediatamente de que Oreo había desaparecido, pero no descubrieron el porqué hasta el lunes cuando alguien revisó las videograbaciones de las cámaras de seguridad. El rapto había sido perpetrado el sábado 15 de marzo de 2014.

Oreo ante la máquina de café

Oreo ante la máquina de café

Oreo, una mezcla de ruso azul y gato callejero, era y sigue siendo una gata muy popular en el barrio viejo de Fort Collins. Mucha gente entra en el lobby solo para verla, adultos camino del trabajo y niños camino del colegio. Sus dueños avisaron a la policía y ofrecieron una recompensa a quien encontrase a Oreo.

Por suerte, el miércoles 19 de marzo, unos clientes del hotel decubrieron a Oreo maullando detrás de un museo a una manzana y media del hotel, poniendo fin a una búsqueda general de la famosa felina por parte de toda la ciudad, policía local incluida. Que sepamos, jamás se identificó a los raptores y nunca se sabrá qué pudo pasarles por la cabeza para llevarse a Oreo.

Oreo_4

La guapa Oreo tiene una página en Facebook con 1.648 seguidores y acaba de cumplir 11 años el 1 de mayo. Basta con teclear “Oreo Armstrong” en el buscador para encontrarla.

Anuncios


2 comentarios

La gata del aviador

John Moisant and Mademoiselle Fifi

John Moisant y Mademoiselle Fifi

El aviador estadounidense John Moisant, también conocido como “el rey de los aviadores”, nunca se separaba de su gata, Mademoiselle Fifi. Incluso cuando llevaba a cabo acrobacias aéreas o daba vueltas alrededor de la Estatua de la Libertad, Mademoiselle Fifi estaba a su lado. Por eso se ganó el apodo de “Captain Kitty” (Capitán Minino).

Avión experimental diseñado por Moisant (1909)

Avión experimental diseñado por Moisant (1909)

John Moisant y su mecánico, Albert Fileux

John Moisant y su mecánico, Albert Fileux

Que se sepa, Mademoiselle Fifi realizó catorce vuelos documentados, e incluso se unió a John Moisant y a su mecánico Albert Flieux cuando llevaron por primera vez a un pasajero por encima del Canal de la Mancha el 23 de agosto de 1910.

El rey de los aviadores adoraba a la gatita y se esforzó en que se sintiera cómoda en el aire. Al parecer, destrozó los asientos de cuero en los primeros cinco vuelos y Moisant decidió envolverlos en cuerda de sisal para que pudiera hacerse las uñas. También ató el arenero delante del asiento del pasajero, que no tenía más remedio que aceptarlo.

El 10 de diciembre de 1910, John Moisant realizó un vuelo de entrenamiento antes de una carrera en Kenner, Luisiana. El aviador intentó aterrizar cuando una fuerte ráfaga de viento envolvió el avión, pero fue proyectado del aeroplano al caer este en picado desde una altura de unos 30 metros. Llevado de urgencia en tren a Nueva Orleans, falleció antes de llegar al hospital. Siempre había rehusado ponerse un cinturón de seguridad. Cuando el director de su empresa le pidió que fuera más prudente, contestó: “No me parece que vaya a morir en un accidente aéreo”.

Mademoiselle Fifi en el entierro de John Moisant

Mademoiselle Fifi en el entierro de John Moisant

Por suerte para Mademoiselle Fifi, no iba en el avión con su querido capitán.

John Bevins Moisant (25 de abril de 1868 – 31 de diciembre de 1910), además de aviador, era ingeniero aeronáutico, instructor de vuelo, hombre de negocios, cofundador de un conocido circo volador y revolucionario. Obtuvo los fondos necesarios para sus proezas en el aire mediante negocios en El Salvador, donde lideró dos revoluciones fallidas contra el presidente Figueroa en 1907 y 1909.

John Moisant

John Moisant

Nació en Kankakee, en el estado de Illinois. Sus padres eran granjeros inmigrantes francocanadienses. Tuvo tres hermanos y dos hermanas, entre los que Alfred y Matilde también fueron aviadores.

Moisant_5

En 1896 se trasladó con sus hermanos a El Salvador, donde compraron plantaciones de caña de azúcar que aportaron sustanciosos beneficios a la familia. En 1909, José Santos Zelaya, el presidente de Nicaragua, le pidió a John Moisant que asistiera a la Gran Semana de la Aviación de la Champagne, en Reims, Francia. A partir de entonces, Moisant se dedicó en cuerpo y alma a la aviación.


Deja un comentario

Ann-Margret, una actriz loca por los gatos

Felicitación navideña

Felicitación navideña

Promoción de una película de 1964

Promoción de una película de 1964

Ann-Margret siempre ha querido y tenido gatos. Lo dijo en 1972 en una entrevista concedida a Joyce Haber para el Sarasota Journal, y volvió a repetirlo en 1977 en un artículo escrito por Dick Kleiner donde describía el salón de la actriz como “luminoso y amplio, lleno de flores y cojines con gatos vivos o bordados”. A continuación añadía que sus amigos la llamaban “La loca de los gatos de Benedict Canyon”.

No parece que el tiempo haya menguado su amor por los felinos. En un artículo publicado en 2001, el periodista Paul Farhi dice: “Nos recibió con afabilidad y habló alegremente de sus seis gatos y su bichón maltés”.

Entre los numerosos gatos que han acompañado y acompañan a Ann-Margret mencionaremos a Ariel, llamado así por el nombre del personaje que interpretó en la película “Dos viejos gruñones”, con Walter Matthau y Jack Lemmon. También está Harley, que sabe abrir las puertas, llamado así por la pasión que siente Ann-Margret por las motos de gran cilindrada. No hay que olvidar a Jezebel, por culpa de la que se rompió una muñeca poco antes de una Navidad. Y Sweet Thing, en honor a Dean Martin, que llamaba así a la actriz. Otro es Birdie, por la película “Un beso para Birdie”, que alcanzó una edad más que respetable, 20 años. La mayoría de sus gatos han sido recogidos en refugios o han aparecido a la puerta de su casa.

Margret_5

Cantando ante los soldados en Vietnam (Gira 1968-69)

Cantando ante los soldados en Vietnam (Gira 1968-69)

Incluso en 1964 trabajó en una película con nombre gatuno – al menos en inglés – “Kitten with a Whip”, que en España se llamó “Como en una pesadilla”. Es curioso ver cómo “La gatita con látigo” se convirtió en un título tan diferente del original. Suponemos que la censura de esos años tuvo algo que ver…

Ann-Margret fue el “sex symbol” de los sesenta y parte de los setenta. Nació en 1941 en un diminuto pueblo de Suecia y se trasladó a Chicago a los cinco años con su padre y su madre. Empezó trabajando en Las Vegas como cantante antes de debutar en la gran pantalla en “Un gánster para un milagro”, de Frank Capra. Trabajó con Elvis Presley en “Cita en Las Vegas” (1964), película que la catapultó a la fama. Ganó el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por su papel en “Conocimiento carnal” (1971), de Mike Nichols, con Jack Nicholson, película con la que consiguió cambiar su imagen de actriz sexy por la de buena actriz, y el Oscar a la Mejor Actriz por “Tommy” (1975), de Ken Russell, con Roger Daltrey, así como cinco Globos de Oro.

Revista Life - Agosto de 1971

Revista Life – Agosto de 1971

Ha aparecido en nada menos que 66 portadas de revistas. Fue adorada y vilipendiada por la crítica, según el momento. En 1972 sufrió un terrible accidente durante un espectáculo en Lake Tahoe al caer de una altura de 7 metros, y en 2000 tuvo un accidente de moto en Minnesota fracturándose tres costillas y un hombro. En 2001 trabajó por primera vez en un musical que se presentó en varias ciudades de Estados Unidos; se trataba de “The Best Little Whorehouse in Texas” (La casa más divertida de Texas), en el que encarnaba a Mona Stangley, la madama de un prostíbulo. En 2009 trabajó con John Travolta y Robin Williams en la comedia “Dos canguros muy maduros”. Sigue apareciendo como artista invitada en diversas series de televisión.


Deja un comentario

La gata Zoe D. Katze, doctora en hipnoterapia

Zoe D. Katze

Zoe D. Katze

Tener un diploma no siempre significa que uno sepa mucho. Tomemos por ejemplo a la Dra. Zoe D. Katze, cuyo nombre va seguido por muchas iniciales, tales como Ph.D., C.Ht., DAPA, y que tiene toda una pared empapelada con espléndidos diplomas. Pero da la casualidad de que Zoe D. Katze no sabe escribir.

Empecemos por decir que Zoe D. Katze (Zoe la gata) pertenece a Steve K.D. Eichel, doctor en psicología desde 1982, y que este, a partir del año 2001, empezó a conseguir certificados en hipnoterapia para su gata. La facilidad con que la “Dra. Katze” obtuvo dichos diplomas fue descrito en un artículo del Colegio de Abogados de Estados Unidos y formó parte de un programa de noticias emitido por la cadena CBS.

Gato estudioso

Gato estudioso

Ciertas escuelas y universidades llamadas en inglés “diploma mills” (fábricas de títulos) conceden diplomas y títulos a cambio de dinero. Es verdad que dichos títulos se centran sobre todo en profesiones con poco control, como hipnoterapia o dietética, pero no deja de ser sorprendente. Debemos decir que el Dr. Eichel no consiguió los títulos para su gata de la noche a la mañana. Empezó pidiendo y pagando certificados a pequeñas organizaciones especializadas en hipnoterapia. Cuando reunió unos cuantos, pasó al nivel siguiente hasta llegar a la Asociación de Psicoterapia de América, de la que había sido miembro. Pidieron una lista de credenciales académicas y el Dr. Eichel inventó unas cuantas, como un puesto en la Tacayllermi Friends School (Academia Amigos de Tacayllermi), pero si se fijan en la palabra “Tacayllermi”, leída al revés es “I’m really a cat” sin apóstrofe ni espacios, es decir, “En verdad soy una gata”.

Pero la gata Zoe no es la única doctora felina diplomada del mundo, como podrán ver a continuación.

Gato político

Gato político

En 2004, el gato Colby Nolan obtuvo un MBA (título de estudios de posgrado) de la Universidad Trinity Southern, una fábrica de títulos con sede en Dallas. Colby Nolan es el gato de un fiscal general decidido a sacar a la luz el fraude de los falsos diplomas. Primero obtuvo una licenciatura en Empresariales por 299 dólares. En la solicitud se especificaba que Colby Nolan había estudiado en un Community College (algo parecido a la Formación Profesional), había trabajado en un restaurante de comida rápida, como canguro y repartidor de periódicos. La universidad contestó diciendo que abonando cien dólares más, debido a su experiencia profesional, podían concederle un diploma de estudios de posgrado. Obviamente, la oficina del fiscal general de Texas denunció y presentó una demanda contra la universidad fraudulenta y sus dueños, Craig B. Poe y Alton S. Poe. La página web de la universidad fue cerrada en 2005.

También está el caso del hipnoterapeuta George, que comparte el hogar de Chris Jackson, presentador del programa de BBC “Inside Out”. Después de inscribirse en tres colegios profesionales, el British Board of Neuro Linguistic Programming, el United Fellowship of Hypnotherapists y la Professional Hypnotherapy Practitioner Association, George obtuvo un precioso título acreditándole como hipnoterapeuta.

Uno de los diplomas de Zoe

Uno de los diplomas de Zoe

No olvidemos a Henrietta, la gata de un periodista inglés especializado en ciencias, que obtuvo un diploma en nutrición en 2004 concedido por la American Association of Nutritional Consultants.

Kitty O’Malley, también conocida como Spanky, obtuvo en 1973 un título de bachillerato de la Washington High Academy. Por desgracia, no pudo ingresar en la universidad al no ser reconocido el título.

El 10 de diciembre de 1967, el periódico The Times publicó que Oliver Greenhalgh había sido nombrado miembro de la English Association of Estate Agents and Valuers (Asociación Inglesa de Agentes Inmobiliarios) después de abonar once guineas (algo menos de once libras). Nadie se molestó en comprobar las referencias que había presentado Oliver, un gato perteneciente a Michael Greenhalgh, un cámara de la televisión galesa que investigaba a asociaciones profesionales fraudulentas.

Solo hemos sido capaces de encontrar fotos de la Dra. Zoe D. Katze. Los otros diplomados han preferido seguir en el anonimato.


Deja un comentario

El gato y George Brassens

Brassens_1El título de esta entrada puede hacer pensar que George Brassens solo tuvo un gato, pero no hay nada más lejos de la verdad. Se debe a que todos los gatos de Brassens se llamaron “Le chat” (El gato); no los nombraba porque no los llamaba, dejaba que se acercaran a él si les apetecía y, por las fotos, no es difícil deducir que se acercaban mucho.

“El gato es el animal más bello, más noble. Lo prefiero a cualquier otro desde siempre. Tiene un alma soberana, es ante todo independiente, rechazará a cualquier amo que se le imponga. Escoge con quién quiere vivir y será su amigo fiel hasta la muerte. Sin bajezas ni servilismos, de igual a igual. Por eso le quiero”. Así hablaba Brassens de los gatos. Y también decía: “Adoro a los gatos”.

Brassens con dos gatos, un loro y un perro

Brassens con dos gatos, un loro y un perro

Brassens en el callejón Florimont

Brassens en el callejón Florimont

George Brassens nació el 21 de octubre de 1921 en Sète, una localidad de la costa mediterránea francesa, en el seno de una familia modesta compuesta por sus padres, su media hermana y sus abuelos paternos en la que todo el mundo cantaba. En 1940 se trasladó a París a vivir en casa de su tía, que tenía un piano. El cantante aprendió a tocar sin conocer el solfeo, trabajó de peón y escribió sus primeros poemas.

En 1943, los nazis instituyeron el servicio de trabajo obligatorio en la Francia ocupada y fue enviado a trabajar en la fábrica de BMW en Basdorf, cerca de Berlín. En marzo del 44, le concedieron un permiso de 15 días; aprovechó la ocasión y no regresó a Alemania. Para esconderse de la Gestapo, se fue a vivir a casa de Jeanne Planche, que tenía treinta años más que él, y con su marido Marcel. La casa era de lo más modesta, sin gas, electricidad ni agua caliente, pero en el diminuto patio convivían toda clase de animales, perros, gatos, canarios, tortugas y la famosa pata a la que dedicó una canción. Pasó 22 años en la casita del callejón Florimont, levantándose a las 5 de la mañana y acostándose con el sol.

Brassens_5

Se dice que Jeanne Planche no solo fue amiga y confidente de Brassens, sino también su amante, a pesar de la gran diferencia de edad. En 1947 conoció a su gran amor, Joha Heiman, de origen estoniano, a la que llamó Püpchen y dedicó numerosas canciones. De común acuerdo la pareja nunca compartió techo, aunque están enterrados juntos en la tumba familiar.

Brassens, Jeanne, Marcel y un gato

Brassens, Jeanne, Marcel y un gato

A principios de los cincuenta conoció al cantautor Jacques Grello, que le ofreció su guitarra y le introdujo en el mundo de los cabarets, pero Brassens se sentía muy incómodo en un escenario. Prefería vender sus canciones a otros y no interpretarlas él directamente. Dos amigos suyos convencieron a la cantante Patachou para que le oyese y esta le ofreció el escenario de su cabaret-restaurante. Fue el principio de la fama. Polydor lanzó su primer álbum en octubre de 1953, y en 1954 cantó en solitario en el Olympia (del 23 de febrero al 4 de marzo y del 23 de septiembre al 12 de octubre).

A partir de entonces empezaron las giras nacionales e internacionales. Compró la casa de Jeanne y el edificio colindante, los unió e hizo instalar todas las comodidades para ofrecérselas a los Planche. Él compró el Molino de la Ronde, en el pueblo de Crespières, cerca de París, donde iba a menudo con sus amigos. Murió el 29 de octubre de 1981 de un cáncer de estómago. Poco antes de su muerte, el 9 de octubre de 1981, la vida le dio una última satisfacción cuando Francia abolió la pena de muerte, contra la que había escrito “Le Gorille” en 1947 (canción prohibida en Francia hasta el año 1955), se había manifestado, había firmado peticiones y había realizado numerosas actuaciones para recaudar fondos.