Gatos y Respeto

Por unos gatos felices

42 gatos: el cuadro “Los amantes de mi esposa”

Deja un comentario

Los amantes de mi esposa

Los amantes de mi esposa

El pasado 3 de noviembre, el cuadro “Los amantes de mi esposa”, donde aparecen retratados 42 gatos, se vendió en Sotheby’s por 862.000 dólares, todo un récord, aunque no se acerca ni por asomo a lo que pagó el multimillonario hombre de negocios Bidzina Ivanishvili por “Dora Maar con gato”, de Pablo Picasso, que también subastó Sotheby’s por 95,2 millones de dólares en 2006.

Gato y acuario

Gato y acuario

Gatos en sofá

Gatos en sofá

La Sra. Kate Birdsall Johnson, una millonaria afincada en San Francisco, sentía verdadera pasión por los gatos, sobre todo persas y angoras, y encargó el enorme lienzo al pintor Carl Khaler. Se dice que llegó a tener 350 gatos en su residencia de verano en Sonoma, California, comprada en 1878 a la bodega “Buena Vista”, entonces en bancarrota. La bodega volvió a comprar la propiedad en 1949 y sigue produciendo vino actualmente. La magnífica casa, llamada “El castillo”, de estilo neogótico, ardió en 1927. Varios criados se dedicaban exclusivamente a cuidar a los gatos, así como a los loros y cacatúas que coexistían en la mansión. Todos los gatos tenían nombre y acudían cuando se les llamaba.

Gato

Gato

En 1891, la Sra. Johnson encargó a Carl Khaler un gigantesco cuadro de algunos de sus gatos. Carl Kahler, de origen austríaco, se había dado a conocer sobre todo en Australia y Nueva Zelanda, donde se dedicó durante siete años a pintar escenas de caballos. Al trasladarse a Estados Unidos, tenía la intención de pasar algún tiempo en el desierto de Yosemite y hacer bocetos de la naturaleza, pero durante su estancia en San Francisco fue invitado a conocer la mansión gatuna de la Sra. Johnson. Esta aprovechó para encargarle el cuadro, aunque el artista jamás había pintado un gato. Durante los tres años siguientes, Carl Kahler se dedicó a dibujar a los gatos en diversas posturas y a familiarizarse con sus diferentes personalidades y rasgos. Sus esfuerzos culminaron en el famoso cuadro “Los amantes de mi esposa”, y se cuenta que fue bautizado jocosamente así por Robert C. Johnson, el marido de la Sra. Johnson, aunque lo ponemos en duda ya que dicho caballero falleció en 1889.

Gato y abeja

Gato y abeja

Dos gatos

Dos gatos

El gato sentado en el centro es “Sultán”, uno de los favoritos de la Sra. Johnson, que lo compró en París por 3.000 dólares, quizá durante el viaje que hizo para estar al lado de su marido cuando este enfermó en la capital francesa. Es posible que a su izquierda se encuentre “Su alteza”, un soberbio angora blanco al que Carl Kahler retrató en otra ocasión sentado en una mesa cubierta por una tela bordada. Otros cuarenta gatos completan el cuadro, que mide 177 cm de alto por 256 cm de ancho y pesa 102 kilos con marco incluido. La revista “Cat Magazine” declaró en 1949 que era “el mejor cuadro de gatos jamás pintado”.

El enfrentamiento

El enfrentamiento

En 1893, la Sra. Johnson prestó “Los amantes de mi esposa” a la Exposición Universal de Chicago, donde causó sensación. La Sra. Johnson falleció de neumonía en 1894 a los 61 años, y aquí nos encontramos con dos versiones. En una se dice que dejó 500.000 dólares para el cuidado de sus gatos y en otra, que fueron 20.000 dólares y que solo tenía 32 gatos cuando murió. Al no haber herederos (su hija adoptiva Rosalind también había fallecido), los bienes de la Sra. Johnson fueron subastados en 1894 y el cuadro pasó a pertenecer a Ernest Haquette, también de San Francisco, que lo expuso en su “Palacio de arte de salón”, destruido en el Gran Terremoto de 1906. El cuadro se salvó milagrosamente. A continuación pudo verse en la galería Piedmont, un museo cuyo propietario era Frank C. Havens, donde fue muy admirado. Los Sres. Julian, de Chicago, que lo adquirieron en los años cuarenta, lo llevaron de gira por Estados Unidos y finalmente, al Madison Square Garden, donde se celebraba una exposición felina. La obra se hizo famosa y se vendieron 9.000 grabados de la misma. En 1961, el cuadro fue comprado por John y Helene Gaydon, de Buena Park, California, que lo colgaron en su tienda de antigüedades. Posteriormente fue adquirido por dos coleccionista privados. Durante la subasta en Sotheby’s de Nueva York la puja ascendió en dos minutos a 680.000 dólares (precio de adjudicación). El precio final de 826.000 dólares incluye la comisión de Sotheby’s.

El conquistador

El conquistador

Como hemos dicho antes, el pintor Carl Kahler nació en Austria en 1855 y estudió en Múnich, París e Italia, donde ganó importantes premios. Llegó a Melbourne en diciembre de 1885 y al poco tiempo se dio a conocer como retratista. La Australian Artists Association (Asociación Australiana de Artistas) organizó varias exposiciones de sus obras y sir Henry Brougham Loch, el gobernador del país, posó para él. Sus cuadros de carreras de caballos fueron muy alabados por la prensa, y la famosa empresa Goupil, de París, no tardó en realizar reproducciones fotográficas de los mismos. Dejó Australia en 1890 para ir a Nueva Zelanda y de allí, a San Francisco. Murió a los 51 años durante el terrible terremoto de 1906.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s