Gatos y Respeto

Por unos gatos felices

Towser y otros gatos en destilerías y cervecerías

Deja un comentario

Towser, de la destilería Glenturret

Towser, de la destilería Glenturret

Monumento a Towser

Monumento a Towser

Si hablamos de gatos en destilerías y cervecerías solo podemos empezar por la famosísima Towser, que ocupa un lugar en el libro Guinness después de haber trabajado en la destilería Glenturret de Escocia desde el año 1963 hasta el 1987, es decir, 24 años, una avanzada edad para un gato. Los auditores del libro Guiness, después de observarla durante varios días, estimaron que llegó a matar 28.899 ratones en toda su vida. Cada mañana, el encargado encontraba las capturas de la noche esperándole, perfectamente alineadas. Hay una estatua de Towser, una carey de pelo largo, delante del edificio con una placa que reza: “Towser, la famosa gata que vivió en la destilería durante casi 24 años. Atrapó a 28.899 ratones. Campeona ratonera. Libro Guinness de los Récords”.

No es de extrañar que las destilerías o las fábricas de cerveza necesiten deshacerse de los ratones, ya que las grandes cantidades de cereales almacenados atraen a los roedores, y los gatos se convierten en la primera línea de defensa. En la historia de gatos profesionales de destilerías, Towser ocupa el puesto más alto. Durante su larga vida, se estima que atrapó tres ratones diarios desde poco después de su nacimiento el 21 de abril de 1963 hasta unos meses antes de su muerte el 30 de abril de 1987.

Glen II y Turret, los nuevos de la destilería Glenturret

Glen II y Turret, los nuevos de la destilería Glenturret

Towser se convirtió en una celebridad. Participaba en programas de televisión, recibía cartas de sus fans, posaba con los visitantes de la destilería y su huella adorna la etiqueta de uno de los productos de Glenturret. La gata Amber ocupó el puesto de Towser, pero parece ser que no atrapó ni un solo ratón antes de fallecer en 2004. Eso sí, era amabilísima con los visitantes. A continuación, la fábrica recurrió a la mayor protectora del Reino Unido para sustituir a la peor ratonera. Se presentaron nueve finalistas. Después de varios meses sin gato, el personal estaba deseando tener uno, pero no hubo forma de decidirse entre Dylan y Brooke, por lo que a ambos se les nombró “gatos Glenturret”.

Barley, de la destilería Glenturret

Barley, de la destilería Glenturret

Los siete candidatos restantes fueron adoptados por los empleados. Con la remodelación de la destilería en 2002, se instaló una gatera para que pudieran salir y entrar cómodamente. Brooke murió en 2011, pocos meses después de Dylan. Después llegó Barley, pero desgraciadamente su estancia fue corta ya que desapareció en el invierno de 2013.

Peat, de la destilería Glenturret

Peat, de la destilería Glenturret

La destilería no se rindió y en junio de 2014 adoptó a Peat, un gatito de ocho semanas que conquistó a todos, personal y visitas, y se instaló en el nuevo “Tasting Bar” (Bar de degustación). Se dio a conocer en los medios sociales y tenía varios cientos de seguidores en Twitter. En septiembre le permitieron que saliera del edificio y lo primero que hizo fue trepar a un árbol de donde no supo bajar. Poco tiempo después, un miembro del personal le encontró gravemente herido en la cuneta, atropellado por un coche. No pudo hacerse nada para salvarlo. (Fuente: http://www.purr-n-fur.org.uk/famous/towser.html) Hemos descubierto que dos gatitos llegaron a la destilería en 2015, Glenn y Turret. Por desgracia, Glenn enfermó y falleció al poco tiempo. El personal encontró otro gato (Glenn II) para hacer compañía a Turret.

Venkman y Ray, de la Empirical Brewery

Venkman y Ray, de la Empirical Brewery

En diciembre del pasado año, la cervecería Empirical Brewery, de Chicago, adoptó cuatro gatos a través del programa Cats at Work gestionado por la Tree House Humane Society. En palabras del encargado de la cervecería: “Las soluciones tradicionales para el control de roedores no daban resultado, por eso recurrimos a Cats at Work (Gatos trabajadores). Después de un corto periodo de aclimatación, les soltamos en la factoría. Les construimos unas casitas, alimentamos, cambiamos el arenero y, a cambio, se ocupan de ahuyentar a los ratones”.

Venkman, de la Empirical Brewery

Venkman, de la Empirical Brewery

Por cierto, esto demuestra que no hace falta que un gato pase hambre para cazar ratones, como se cree popularmente. Es más, el mero olor del gato suele ahuyentar a los ratones en un entorno normal. Los gatos de la cervecería, nombrados por consenso popular, son Venkman, Ray, Egon, los tres Cazafantasmas, y su gran enemigo Gozer. El dueño de la cervecería, Bill Hurley, añade: “Si un cervecero dice que no tiene roedores, miente”.

Elijah, de la destilería Woodworth Reserve

Elijah, de la destilería Woodford Reserve

Woodford Reserve, de Kentucky, fue el hogar de Elijah durante más de veinte años. Pero nadie supo nunca la edad exacta del gato que apareció un buen día decidido a quedarse. Chris Morris, el encargado, dice que “le gustaba todo el mundo. En cuanto alguien entraba, se frotaba contra sus piernas”. El verano pasado encontraron a Elijah debajo de un árbol; había muerto mientras dormía. Cientos de personas presentaron sus condolencias a la destilería cuando la noticia apareció en Internet. Chris Morris añade: “Nunca podremos sustituirle, pero queremos buscar un sucesor”.

Elijah, de la destilería Woordworth Reserve, entre barriles

Elijah, de la destilería Woodford Reserve, entre barriles

En la cervecería Brooklyn Brewery, fabricante de la cerveza Monster, hubo un gato residente llamado Monster desde 1999 a 2012 que tenía una página en Facebook. También fue muy querido.

Monster, de la Brooklyn Brewery

Monster, de la Brooklyn Brewery

Finalmente hablaremos de Otter, que vive en la Former Future Brewery, de Denver, desde 2015 cuando los dueños de la cervecería, James y Sarah Howat, le recogieron en el Denver Animal Shelter.

Otter, de la Former Future Brewery, de Denver

Otter, de la Former Future Brewery, de Denver

No se sabe la edad exacta del gato, que tenía menos de dos años cuando llegó. Se adaptó inmediatamente a su nuevo entorno y se pasa el día durmiendo encima de los barriles de cerveza. No le molesta que le hagan fotos y ya tiene unos 500 seguidores en Facebook.

Estos son solo unos cuantos ejemplos de gatos en destilerías y cervecerías, pero estamos seguros de que hay muchos más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s