Gatos y Respeto

©


Deja un comentario

El gato andino

gato_andino_5

El gato andino (Oreailurus jacobita) es un pequeño felino que habita en las regiones altas de los Andes de Argentina, Bolivia, Chile y Perú; está considerado como la especie felina con el mayor grado de amenaza en América y una de las menos conocidas del mundo. Actualmente se encuentra entre los cinco felinos más amenazados del planeta.

Algunas culturas andinas le consideraban, junto con el gato de las pampas (Oncifelis colocolo), un animal sagrado relacionado con la abundancia y el bienestar; sus pieles aún se usan en las ceremonias dedicadas al ganado camélido o al inicio de la época de siembra o de cosecha. Ambas especies son conocidas como “titi”, “titimisi” o “titiphisi” en zonas de habla aimara, y como “oskhollo” en zonas de habla quechua.

gato_andino_2

gato_andino_4Mide entre 60 y 80 centímetros de largo, sin contar una cola larga que puede alcanzar hasta el 70% de la longitud del cuerpo, y su altura es de unos 35 centímetros. Pesa entre cuatro y siete kilos. Su pelaje es largo, en especial en la región dorsal, con manchas de color café o rojizo de diversas formas (fajas, estrías, puntos) sobre un fondo plomizo o grisáceo. Puede llegar a tener un aspecto atigrado debido a las fajas verticales paralelas bajando del dorso a los flancos. La cola luce entre siete y nueve anillos oscuros, con la punta blanca. Las orejas son grandes y ligeramente redondeadas.

Habita en zonas de vegetación no muy alta ni espesa, así como en las estepas y áreas rocosas. Está documentado desde los 3.000 hasta los 5.000 metros de altitud, tal vez más arriba, por encima de la línea de árboles, aunque se ha avistado en la provincia argentina de Mendoza por debajo de los 2.000 metros. En esa provincia, el extremo austral de su geonomía, se ha señalado la presencia de la especie en la Reserva Privada Villavicencio y se considera de valor la propuesta de anexar como nueva reserva el ambiente de Paramillos de Uspallata por ser muy probable zona de presencia del gato andino entre los 2.500 y los 3.000 metros.

gato_andino_3

Se alimenta de roedores de pequeño y mediano tamaño de los géneros Abrothrix, Chinchilla, Lagidium, Ctenomys y Phylotis, entre otros, además de aves acuáticas y terrestres, huevos y reptiles.

Muestra un comportamiento tranquilo y al parecer no se siente perturbado por la presencia humana, ya que tolera la cercanía de observadores sin mostrar mayor temor. Reacciona agresivamente frente al zorro gris (Lycalopex griseus), erizando los pelos del lomo, probablemente porque es un competidor trófico.

Los valles habitados por humanos actúan como barreras, fragmentando la población, e incluso bajos niveles de caza furtiva pueden ser devastadores.

El estudio del gato andino es una prioridad dentro del plan de acción del Grupo Especializado en Gatos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y desde 1998 diferentes equipos de investigadores en Argentina, Bolivia y Chile han participado en exploraciones de campo, con la finalidad de obtener información básica sobre la distribución y el estado de conservación de la especie. En Perú estas actividades empezaron el año 2002.

gato_andino_1

Fuentes:

http://www.gatoandino.org/

http://www.eluniverso.com/vida-estilo/2015/03/17/nota/4671641/video-gato-andino-su-habitat-natural-es-grabado-peru

http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-animales-peligro-extincion-gato-andino-20150322155119.html

Anuncios


Deja un comentario

Los gatos del Parque Kennedy

Parque_K_1

En el parque Kennedy del barrio de Miraflores, en Lima, Perú, viven gatos, bastantes gatos. Todas las noticias que hemos encontrado son del año pasado, pero al parecer, hace ya unos 20 años empezó a convertirse en un refugio para un gran número de gatos callejeros, creando cierto enfrentamiento entre los vecinos amantes de los felinos y aquellos que no lo son. No se sabe cómo llegó el primer gato o gata. Se habla de que alguien abandonó a una gata embarazada y que la mayoría de la población del parque desciende de ella. Otros creen que todo empezó cuando unos gatos “caza ratones” se escaparon de una iglesia cercana… Pero con el paso del tiempo, la población se multiplicó y unas cuantas personas también pensaron que era un buen sitio para abandonar a la mascota de la que ya se habían aburrido.

Parque_K_2

La alimentación de la colonia corre a cargo íntegramente del Grupo Voluntario de Defensa Felina (GVDF), que no recibe ninguna ayuda oficial. Sin embargo, y a partir de 2011, la municipalidad de Miraflores en colaboración con GVDF impulsan el programa “Adopta Miau” y han logrado que se adoptaran unos 330 felinos. Dicho así, parece fácil, pero no lo es. Los gatos del parque y del entorno están catalogados en dos categorías, “salvajes” y “domésticos”. Los “salvajes” no se acercan a los seres humanos y no son domesticables, solo queda atraparlos, esterilizarlos y soltarlos. Pero la otra parte de la población felina es considerada “doméstica”, ya que son animales abandonados no hace mucho o lo suficientemente jóvenes para que quepa la posibilidad de adoptarlos.

Parque_K_3

Los gatos no se entregan a cualquiera. Las adopciones se publicitan y tienen lugar en días concretos. La persona interesada debe presentar su DNI, rellenar una ficha con sus datos, pasar por una pequeña entrevista y firmar un compromiso garantizando el cuidado y bienestar del animal antes de llevárselo con su propio trasportín. No sabemos si luego se realiza un seguimiento para asegurarse de que el gato está bien.

En tres años (2011 a 2014) se ha reducido la población a 90 gatos. Todos están de acuerdo en que será difícil que baje de esta cifra ya que sigue habiendo gente que abandona regularmente en el parque y aledaños a pesar de que la municipalidad sanciona con una multa de 3.600 soles (mil euros).

Parque_K_4

Como decíamos antes, no todo el mundo está de acuerdo con que haya un refugio gatuno en el barrio y su presencia sigue creando tensiones que han desembocado en casos de envenenamientos de animales y amenazas hacia los voluntarios que los alimentan.

Parque_K_5

Solo nos queda felicitar desde aquí al colectivo GVDF y a la municipalidad de Miraflores por su esfuerzo y buen hacer.