Gatos y Respeto

Por unos gatos felices

Nos chats

Deja un comentario

Timbre PerecGeorges Perec nació el 7 de marzo de 1936 en París y falleció el 3 de marzo de 1982 en Ivry-sur-Seine (Val-de-Marne). Fue un escritor francés miembro del grupo Oulipo (Ouvroir de littérature potentielle o Taller de literatura potencial), cuyas obras se basan en el uso de limitaciones formales, literarias o matemáticas. En casi todas sus obras se encuentran referencias a los gatos.

El siguiente poema, dedicado a los gatos, es un ejemplo de lipograma. En el texto original nunca aparece la letra “e”. No se ha intentado reproducir dicho lipograma ya que se trata de una traducción muy libre.

La Poste (Correos en Francia) emitió el 23 de septiembre de 2002 un sello en honor al autor, dibujado por Marc Taraskoff.

Chat Perec

Georges Perec – Nos chats

Amants brûlants d’amour, Savants aux pouls glaciaux
Nous aimons tout autant dans nos saisons du jour
Nos chats puissants mais doux, honorant nos tripots
Qui, sans nous, ont trop froid, nonobstant nos amours.

Ami du Gai Savoir, ami du doux plaisir

Un chat va sans un bruit dans un coin tout obscur
Oh Styx, tu l’aurais pris pour ton poulain futur
Si tu avais, Pluton, aux Sclavons pu l’offrir!

Il a, tout vacillant, la station d’un hautain
Mais grand sphinx somnolant au fond du Sahara
Qui paraît s’assoupir dans un oubli sans fin:

Son dos frôlant produit un influx angora

Ainsi qu’un gros diamant pur, l’or surgit, scintillant
Dans son voir nictitant divin, puis triomphant

Nota.- Para ver el poema traducido al castellano pulsa más abajo

Georges Perec – Nuestros gatos

Amantes ardientes de amor, Sabios de

pulsos helados

de los que tanto disfrutamos en el

transcurso del día

Nuestros gatos poderosos aunque tiernos, honran nuestros garitos

y, sin nosotros, pasan frío,

a pesar de nuestros amores.

Amigo del Alegre Saber, amigo del dulce placer

un gato se va sin ruido a un rincón

de lo más oscuro

Oh Estigio, lo habrías confundido con tu futuro potro

si hubieras podido, Plutón, ¡ofrecérselo

al pueblo de los esclavones!

Tiene, del todo vacilante, una actitud  altanera,

mas gran esfinge soñolienta en el fondo

del desierto

que parece adormecerse en un olvido

sin fin:

El roce de su espalda produce una reacción angora

y cual gran diamante puro, el oro surge,

titilante,

en su divina mirada impasible, que se

torna triunfante

Traducción : M.G.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s