Gatos y Respeto

Por unos gatos felices

El gato gordo de Fernando Botero

Deja un comentario

El gato glotón

El gato glotón

En España, concretamente en Barcelona, hay un gato de Fernando Botero. Un gato enorme, rechoncho, gordo, mofletudo y guapísimo. Un gato con las cuatro patas en el suelo. Desde 2003 parece que se ha instalado definitivamente en la plaza del Raval, pero anteriormente estuvo un tiempo en el parque de la Ciutadella, no lejos del zoo, exactamente desde 1987, año en que el Ayuntamiento lo compró al artista colombiano. Luego, en 1992 se le trasladó al Estadio Olímpico. Al cabo de un tiempo, pasados los Juegos Olímpicos, le buscaron otra ubicación y acabó no lejos de Colón y de las Ramblas, en la plaza de Blanquerna, al lado de las Drassanes. Allí se quedó once años, antes de volver a mudarse a una plaza agradable, llena de árboles, de vecinos de toda la vida, de emigrantes y de turistas. Tiene mucho éxito, los turistas (y los no turistas) le sacan fotos, posan a su lado apoyados contra él y se hacen selfies.

Escena familiar (1969)

Escena familiar (1969)

Pero este no es el único gato de Botero. No nos atreveremos a decir que el pintor y escultor es un enamorado de los gatos porque no lo sabemos. No circulan fotos de él con gato o gatos. Ha pintado y esculpido a otros animales, perros, caballos. Limitémonos a decir que los gatos de Botero, a pesar de su tamaño, de sus redondeces no son caricaturas, son macizos y muy gatunos.

Gato en Nueva York

Gato en Nueva York

Además del barcelonés, hemos encontrado otros tres enormes gatos de Fernando Botero paseándose por el mundo en lugares tan diversos como Ereván, Armenia; delante de un lujoso edificio de Park Avenue, Nueva York, y el último en Medellín, Colombia, que el artista regaló a la ciudad hace tres años para celebrar su 80 cumpleaños. Dos de ellos están sentados (Ereván y Medellín) y dos de pie (Nueva York y Barcelona), pero ninguno pesa menos de una tonelada. Son gatos importantes.

Plaza Botero, Medellín (Colombia)

Plaza Botero, Medellín (Colombia)

Ereván (Armenia)

Ereván (Armenia)

Aparte de esculturas, el artista también ha retratado gatos en grupos familiares, con una persona o solos, como puede verse en algunas de las fotos que incluimos.

Fernando Botero nació en Medellín en 1932. Sus primeras obras conocidas son las ilustraciones que publicó en el suplemento literario del diario El Colombiano, de su ciudad natal. Realizó su primera exposición a los 19 años en Bogotá.

Después de una temporada en Europa, donde vivió en Madrid, Barcelona, París y Florencia, viajó a México, Nueva York y Washington. Por mucho que se desplazara, nunca paró de pintar a pesar de sus escasos recursos económicos. De regreso a Colombia obtuvo el segundo premio del X Salón de Artistas Colombianos y su cuadro “La camera degli esposi”, el primero en la siguiente edición del Salón en 1958.

Mujer con gato

Mujer con gato

Niña con gato

Niña con gato

Entre 1961 y 1973 se estableció en Nueva York, antes de trasladarse a París. Empezó a esculpir en 1964, pero hasta 1975, en su residencia de Pietrasanta, no se dedicó plenamente a esta técnica. Expuso sus esculturas en el Grand Palais de París en 1977. Quince años después, en 1992, sus personajes macizos ocuparon los Campos Elíseos y al año siguiente, la Quinta Avenida de Nueva York, lugares de Buenos Aires y de Madrid.

Rambla del Raval (Barcelona)

Rambla del Raval (Barcelona)

Es uno de los artistas más cotizados del mundo, pero nunca ha dejado de alzarse contra la injusticia. Hace unos años, en 2005, presentó en el Palacio Venecia de Roma una serie de cuadros en torno a las torturas realizadas por los marines estadounidenses en la cárcel iraquí de Abu Ghraib. En una entrevista concedida por el artista a Elena Cué en febrero de 2015 con motivo de la Feria Arco, en la que Colombia era el país invitado, Fernando Botero dijo: “No es posible que el arte solucione situaciones que son básicamente políticas. El artista muestra una situación que permanece como una denuncia permanente. Nadie recordaría el bombardeo de una pequeña aldea vasca, Guernica, si no fuera por Picasso”.

La casa de Mariduque

La casa de Mariduque

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s