Gatos y Respeto

Por unos gatos felices

Gatos profesionales en San Antonio (Texas)

Deja un comentario

Bella en "El Alamo"

Bella en “El Alamo”

En 2012, cinco nuevos miembros muy especiales se unieron al equipo de seguridad del Club de Campo de San Antonio; su misión era ahuyentar a las ratas y ratones de las instalaciones. El equipo, formado por Squeaker (ver foto), Bobby Bobtail, Cane y Arby, estaba encabezado por Candy (ver foto), una gata pelirroja de mucho carácter. Marvin Jones, el director del club, estaba encantado y reconocía que los roedores habían descendido drásticamente. Antes de la llegada de la brigada, el club luchaba contra la invasión con trampas, venenos y pesticidas, que no servían para gran cosa y, más aún, dañaban el medioambiente. El club se encarga de alimentar y acondicionar un lugar donde duermen los cinco gatos, cuyo olor basta para convencer a los roedores de que más les vale no acercarse.

Arby y Candy

Arby y Candy

La organización San Antonio Feral Cat Coalition (Coalición de gatos callejeros de San Antonio) ideó el programa con Texas Barn Cats (http://www.texasbarncats.org/ ). Se trata de una especie de agencia de trabajo para gatos callejeros demasiado salvajes para ser adoptados, pero que pueden actuar perfectamente como “técnicos controladores de roedores”. Estos gatos, antes de ser llevados a su nuevo hogar, son capturados y esterilizados, además de vacunados.

Casa de gato trabajadores SACC

Casa de gatos trabajadores SACC

En palabras de Jenny Burgess, de Texas Barn Cat: “Los gatos callejeros tienen muy mala fama y no se les respeta, pero pueden ser muy beneficiosos dentro de una comunidad cuando se trata de controlar alimañas”.

Otro ejemplo en los alrededores de San Antonio es un gato llamado Blue, que encontró trabajo en la Hípica Doringcourt de Bulverde. No tardaron en darle el mote de “Harry el Sucio” por la velocidad con que desaparecieron los ratones de los establos.

El gato Squeaker

El gato Squeaker

Se sabe que los antiguos egipcios protegían sus graneros con gatos, pero es posible que Voice for the Animals de Los Ángeles (http://www.vftafoundation.org/working_cats) sea la primera organización moderna que puso en marcha un programa de gatos trabajadores. En 1999 trasladaron a 50 gatos a los mercados de flores de la ciudad, hasta entonces infestados de ratas. Los vendedores se burlaron, pero los roedores desaparecieron en días. Poco tiempo después, el Departamento de Policía de Los Ángeles se apuntó al programa para limpiar las comisarías. La SPCA de San Francisco colocó gatos en una empresa de taxis. A partir de entonces, el movimiento empezó a crecer y a difundirse por gran parte de Estados Unidos.

Candy se va a trabajar

Candy se va a trabajar

Uno de los últimos ejemplos es Bella (ver foto), que ha sido nombrada “gata oficial” de El Álamo, Texas, en junio pasado y cuyo nombre completo es Miss Isabella Francisca Veramendi de Valero. Bella ha sustituido a CC (Mistress Clara Carmack), que falleció el verano anterior. Se encontró a Bella perdida en los terrenos de Presidio La Bahia, en Goliad, y fue llevada a El Álamo. Una vez acostumbrada a su nuevo hogar, se la soltó para que patrullara la zona. Duerme en una de las oficinas de El Álamo y el personal de este conocido sitio histórico costea su alimentación y cuidados.

El guarda de seguridad Gary Reno con Candy

El guarda de seguridad Gary Reno con Candy

Este sistema también es una forma de encontrar un lugar para gatos que van a ser eutanasiados por los ayuntamientos después de ser recogidos por las perreras. Muchos de esos gatos, a pesar de haber rehuido siempre el contacto humano, acaban por ser menos salvajes, dejarse tocar e incluso pedir caricias. No hemos encontrado información acerca de “gatos trabajadores” en España o en Francia, por ejemplo, pero sabemos que hay una larga tradición en Inglaterra, sobre todo en los teatros (un tema que merece una entrada). Un gato (o varios) esterilizado puede ser muy útil en muchos sitios, como hípicas, vaquerías, almacenes… Pero no se trata de soltar al gato (previamente esterilizado) en el lugar y olvidarse de él; es necesario prepararle un pequeño sitio donde dormir y protegerse del frío, además de ponerle agua y alimentarle regularmente. Aunque se le dé comida abundante, seguirá ahuyentando a los ratones, una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s