Gatos y Respeto

Por unos gatos felices

Los gatos de Lulu Island

Deja un comentario

ncs_modified20160608125727maxw960imageversiondefaultar-160609323

Lulu Island (la isla Lulu, que significa “perla” en árabe) es una isla artificial de 4,2 kilómetros cuadrados, “construida” entre 1988 y 1992, enclavada en la bahía de Abu Dabi, a unos 400 metros de la Corniche (Paseo marítimo). El ambicioso proyecto inicial, obra del famoso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, incluía un puerto deportivo,  residencias y hoteles. Posteriormente corrieron rumores acerca de la instalación de un parque de atracciones de Disney. Al principio, un ferri que dejó de funcionar en 2009 conectaba la isla con tierra firme. Se habló de construir un puente, pero no llegó a materializarse. De momento solo se puede llegar a la isla en barco, lo que hacen algunos turistas que incluso acampan allí.

In this Wednesday June 15, 2016 photo, an stray cat rush walks towards the aid group Animal Welfare Abu Dhabi who they arrived at the Lulu island in Abu Dhabi, United Arab Emirates. A man-made island off the coast of Abu Dhabi is home to a colony of stray cats and local activists are trying to spay and neuter them. Lulu Island near the capital of the United Arab Emirates once drew tourists, but now sits largely vacant except for its 165-odd feline residents. (AP Photo/Kamran Jebreili)

10410771-674953172616957-8561049001117803515-n_orig

A pesar de que no se cumpliera su destino, la isla no está del todo desierta. Eso sí, el visitante tardará unos minutos en descubrir a sus habitantes. Los gatos han hecho suyos los pocos edificios semiderruidos, las dunas y la escasa vegetación. Según un artículo publicado en el periódico “The National”, de los Emiratos Árabes Unidos, el 7 de junio de este año, se estima que unos 200 gatos asilvestrados viven en la isla, lo que significaría un incremento del 350 por cien en solo cuatro años. La mayoría son gatos domésticos abandonados por sus dueños que se cansaron de ellos; otros, quizá los primeros, llegaron en los barcos que traían a los jardineros que trabajaron en la isla.

11960401

ep-160609323

Animal Welfare Abu Dhabi (Awad) se ocupa de alimentarlos regularmente y de esterilizarlos. Awad tiene una página en Facebook y, por lo que hemos podido ver, están muy bien organizados. No se limitan solo a los gatos de Lulu Island, también abarcan muchos otros lugares con un notable éxito. Se ocupan de 167 puntos de comida repartidos por Abu Dabi que dependen íntegramente de donaciones. Parece ser que la tasa de abandono en Abu Dabi es altísima, pero Awad está consiguiendo que incluso las autoridades se involucren. De hecho, a finales de 2010 se aprobó una ley prohibiendo el sacrificio en los refugios de los Emiratos. También se realizan campañas oficiales con distribución de folletos explicando que el islam “pone mucho énfasis en tratar bien a los animales y el deber que tiene el ser humano de cuidar de ellos”. Además de concienciar a la población, las autoridades se esfuerzan en conservar la raza autóctona, el mau árabe, descendiente del gato del desierto (https://gatosyrespeto.org/?s=gato+del+desierto), perfectamente adaptado a las altas temperaturas de la región.

ep-160609323-jpgmaxw960imageversiondefaultncs_modified20160608125727

Abu Dabi visto desde Lulu Island

Abu Dabi vista desde Lulu Island

Pero volviendo a Lulu Island, Awad quiere poner en marcha una masiva campaña de esterilización para frenar la proliferación de gatos en la isla. La Dra. Susan Aylott, la veterinaria británica que fundó Awad, dice: “Teniendo en cuenta que la mitad de la población felina de la isla puede ser de hembras, si no hacemos algo muy pronto, será una catástrofe. De momento, los gatos no molestan a la fauna local, y lo importante es hacer entender a todos que no queremos deshacernos de los gatos, al contrario. Participamos en la defensa de la fauna de la isla, hemos avistado águilas y otros pájaros poco habituales por aquí. Lo ideal sería que nos cedieran un terreno y una unidad veterinaria móvil para ayudarnos. Una pequeña clínica estable sería lo mejor, pero cuesta más dinero”.

lulu-island-2

Varios voluntarios se trasladan habitualmente a la isla para alimentar a los gatos y unos veterinarios británicos llegaron en septiembre para ayudar con el programa de esterilización. Emma Button, otra británica residente en los Emiratos Árabes Unidos, empezó a colaborar con Awad hace ocho años y dedica unas veinte horas semanales a ayudar a los gatos asilvestrados. “Tenemos que llevar comida suficiente”, explica, “no basta con que sobrevivan. Si no comen bastante, se alimentarán de pájaros y peces. Si todos ponemos de nuestra parte, Lulu Island podría convertirse en una zona protegida y en una atracción turística”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s