Gatos y Respeto

©


Deja un comentario

Gatos en las antípodas, de Eileen Mayo

Gato merodeando (1938)

A pesar del título de esta entrada, la artista Eileen Mayo nació en el Reino Unido, concretamente en Norwich, el 11 de septiembre de 1906, y no emigró a Australia hasta el año 1952.  La mayoría de los gatos que enseñamos aquí fueron realizados antes de trasladarse a las antípodas, donde cambió radicalmente de estilo.

Chica con gato (años 50)

Era la mayor de tres hermanas. Vivió en Wakefield y Bristol con sus padres hasta que en 1923 estudió un año en la Escuela de Bellas Artes Slade de Londres y posteriormente, durante tres años, en la Escuela Central de Artes y Oficios para estudiar dibujo, grabado, trajes históricos y caligrafía. Pasaba gran parte de su tiempo libre en museos y galerías londinenses.

Lavándose (1943)

Su padre había falleció en 1921, y su madre y sus dos hermanas emigraron a Australia, dejándola sola. Consiguió algunos encargos para anuncios, ilustraciones y grabados, pero no lo suficiente para poder vivir. Por suerte, conoció al matrimonio formado por los pintores Laura y Harold Knight; estos no solo la contrataron como modelo, sino que se interesaron por sus obras y la ayudaron a darse a conocer. Era una mujer muy guapa y también fue modelo de la retratista Dod Procter y de Duncan Grant, otro amante de los gatos.

Ilustración para “Animals on the farm” (1951)

Su primera oportunidad llegó en 1928 cuando el Museo Albert y Victoria compró el linograbado “Turkish Bath” (Baño turco), que formaba parte de una exposición colectiva en la Galería Redfern, dando pie a una larga asociación con dicha galería.

Ilustración para “The Ad-Dressing of Cats”, de T.S. Eliot

Gato blanco con amapolas

Fue una viajera incansable en la primera mitad de los años treinta. Trabajó como institutriz en una familia de Alemania durante un tiempo, antes de rodear el continente africano en un carguero entre 1934 y 1935. Al regresar a Londres, se matriculó en la Politécnica de Chelsea para estudiar con Robert Medley y Henry Moore. Fue entonces cuando conoció al doctor Richard Gainsborough, viudo y padre de un niño, con el que se casó.

Mujer con siamés (1952)

En 1940 se instaló en París para estudiar con el cubista Fernand Léger, un pintor que no aceptaba a cualquiera en su taller, pero la llegada de la II Guerra mundial la obligó a volver a Inglaterra.

Gato adormecido

Su marido ejercía en Sussex y ella le ayudó a llevar su consulta durante la Guerra sin por eso dejar de trabajar en el libro “The Story of Living Things and their Evolution” (La historia de las cosas vivas y su evolución), para el que hizo más de mil maravillosas ilustraciones, publicado en 1944 con un prólogo del biólogo Julian Huxley.

Eileen Mayo era una perfeccionista, como lo demuestran las increíbles ilustraciones del libro que acabamos de mencionar y los grabados que incluimos aquí. Empezó a trabajar con pintura al temple a principios de los cuarenta, en plena guerra, y a menudo la ración de huevos de la familia Gainsborough desaparecía para servir de aglutinante a los pigmentos.

Gato rubio

En 1946 había completado otros dos libros sobre animales para la editorial Pleiades Books, en la Royal Academy se podían ver obras suyas y además formaba parte de una exposición itinerante organizada por el Arts Council. Dos años después diseñó los primeros números de la revista Art New and Review (llamada posteriormente Arts Review), publicada por su marido al dejar la profesión médica.

Eileen Mayo en 1946

Mañana de primavera

Decidió viajar por Francia y seguir estudiando en París. Al poco tiempo de regresar a Londres, Eileen Mayo se separó de Richard. En esa época ilustró “Best Cat Stories” (Las mejores historias de gatos) para el editor Michael Joseph, otro apasionado de los gatos al que dedicaremos una entrada dentro de poco. El libro, una colección de historias y poemas de gatos de diversos autores, se publicó en 1952.

Gato en cerezo

Ese mismo año dejó Londres definitivamente y se mudó a Australia para reunirse con su madre y hermanas. Allí descubrió una fauna totalmente diferente a la que estaba acostumbrada y se lanzó inmediatamente a plasmarla en grabados y cuadros. No tardó en formar parte de los numerosos artistas emigrantes que contribuyeron al renacimiento del arte del grabado en ese país. Dio clases en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Sídney y fue miembro de la Asociación de Grabadores de Sídney.

Madre e hijo

Gato al sol

Durante los diez años que vivió en Australia trabajó en murales, diseñó tapices, carteles y sellos. El Estado australiano le encargó el diseño de una serie de seis sellos, los primeros en incluir la fauna y flora australiana. Ninguna mujer había realizado hasta entonces una serie semejante, que fue comercializarla posteriormente en forma de carteles. Uno de los sellos, el del ornitorrinco, ganó el Premio Vizard-Wholohan al Mejor Grabado en 1962.

Temprano por la mañana

Se trasladó a Nueva Zelanda en 1962 para estar cerca de su madre y hermanas, que se habían mudado allí un año antes. La empresa postal neozelandesa también le encargó varios sellos. Dedicó tres años de su vida al diseño de un diorama submarino para el Museo Otago. En 1965 se instaló en la capital, Christchurch, y enseñó en la Universidad de Canterbury hasta 1972.

Gatos en árbol (Nueva Zelanda)

Dama Eileen Rosemary Mayo, pues fue nombrada dama del Imperio Británico en la lista de Año Nuevo de 1994, una semana antes de fallecer el 4 de enero a los 87 años, no solo amaba a los animales, también supo observarlos. Quizá tuviera un gato llamado Oliver, el único retrato que lleva nombre, pero no hemos podido descubrirlo.

Oliver

Debido a la artritis, y muy a pesar suyo, se vio obligada a dejar de pintar en 1985. Además de ilustrar doce libros, y realizar un sinfín de grabados, litografías y cuadros al temple, escribió ocho libros. Desde muy joven fue una mujer independiente que siempre supo que dedicaría su vida a la pintura.

Pintando en el 33 de la Royal Avenue, Londres (1948)

Anuncios


Deja un comentario

Los gatos de una pintora inglesa: Mary Fedden

gato con faro

Gato con faro

Esta pintora inglesa nacida el 14 de agosto de 1915 en Bristol es poco conocida fuera del Reino Unido quizá porque sus cuadros

Mary Fedden y sus dos gatos en el embarcadero Durham

Mary Fedden y sus dos gatos en el embarcadero Durham

tienen un toque ingenuo, a pesar de ser composiciones muy estudiadas, subrayadas por colores sutiles y sensuales, o también porque la obra de su marido, el surrealista inglés Julian Trevelyan, le hizo sombra.

Además de bodegones y retratos, Mary Fedden pintó numerosos gatos de todo tipo, rayados, blancos, negros, pelirrojos, con manchas… Podemos afirmar que tuvo al menos dos gracias a la foto que encontramos en Internet donde se la ve delante de su taller en el embarcadero Durham, en Hammersmith, Londres del oeste, donde vivió con su esposo durante 40 años, hasta el fallecimiento de este.

gato durmiendo

Gato durmiendo

gato en estanteria

Gato en estantería

No sabemos los nombres de sus gatos, solo que los plasmó una y otra vez en preciosos cuadros llenos de vida, de imaginación y en posturas típicas de gatos.

Los padres de la pintora no eran particularmente artísticos, pero por suerte, su tío Romilly Fedden, un conocido acuarelista, la animó a pintar. Al poco de cumplir 17 años ingresó en la Escuela Slade de Bellas artes, convirtiéndose en la alumna más joven de la época. Años después confesó que “era una escuela muy chapada a la antigua, no veían los colores brillantes con buenos ojos”.

gato en playa

Gato en playa

gato y barco

Gato y barco

gato y flores

Gato y flores

Vladimir Polunin, que le enseñó diseño de teatro y para el que pintó decorados, la presentó al que sería su futuro marido. Minutos después de conocerle, parece ser que dijo que se casaría con él. Y así fue, en 1951, cuando Trevelyan se separó de su primera esposa. Trabajaron y vivieron juntos, cada uno en una esquina del taller en el embarcadero, hasta que Julian falleció en 1988 a los 78 años.

Al graduarse en la escuela Slade, trabajó como retratista y profesora en Bristol. Dejó de pintar durante la II Guerra Mundial y cuando volvió a hacerlo, había encontrado un estilo propio a través del descubrimiento de los dos pintores que más le influyeron, Henri Matisse y Ben Nicholson.

A finales de los cincuenta y principios de los sesenta, Mary Fedden y Julian Trevelyan enseñaron en el Royal College of Art, y ella fue la primera mujer en dar clases en la escuela. Posteriormente enseñó en la Escuela Yehudi Menuhin, en Cobham.

Además de cuadros, era una conocida muralista que recibió encargos del Festival de Gran Bretaña en 1951, del trasatlántico Canberra en 1961 y del hospital de Charing Cross en 1980, entre otros. Expuso en solitario en numerosas galerías británicas, fue presidenta de la Real Academia del Oeste de Inglaterra de 1984 a 1988 y se la nombró Oficial de la Orden del Imperio Británico en 1997.

gatos a la orilla del mar

Gatos con vistas al mar

Lulu (1991)

Lulu (1991)

En 1995, el escritor y crítico Mel Gooding redactó una monografía sobre su carrera profesional hasta la muerte de su marido. En 2007 se publicó un segundo libro, de Christopher Andreae, que incluía sus obras hasta 2006. En 2008, la galería Portland organizó una retrospectiva con 125 cuadros que abarcaban seis décadas.

Su repentina fama en los noventa no pareció impresionarle. Siguió siendo la misma pintora prolífica y práctica hasta su fallecimiento el 22 de junio de 2012 a los 96 años.

En 1997 se encargó de ilustrar el libro “Motley the Cat”, escrito por Susannah Amoore, en el que se cuenta la historia del gato Motley, que busca un hogar. Cuando por fin conoce a dos niñas en el jardín de una casa de varios pisos con una puerta de entrada de color azul, parece haberlo encontrado. Pero solo un gato con poderes excepcionales consigue que los sueños se hagan realidad.

Se acaba de saber que varias obras de la colección privada de Mary Fedden y Julian Trevelyan, entre las que se encuentran cuadros de Henry Moore y Pablo Picasso, serán subastadas con el fin de conseguir los fondos necesarios para el mantenimiento del estudio donde trabajó y vivió la pareja.

gatos en gozo

Gatos en Gozo

El taller es uno de los pocos embarcaderos supervivientes en esa zona de Londres y sirvió de estudio para numerosos artistas a partir de los años veinte. El cineasta Philip Trevelyan, hijo de Julian Trevelyan, dijo que había hablado del futuro del estudio con Mary Fedden y que está seguro de que su padre habría apoyado la idea: “Mi padre y Mary vivieron en el estudio durante más de 40 años. Era mucho más que un taller, era parte de su vida, un punto de encuentro creativo donde se reunían artistas para trabajar”.

Mary Fedden en su estudio de Londres (May 2006)

Mary Fedden en su estudio de Londres (Mayo de 2006)

La subasta tendrá lugar en Sotheby’s el 23 de noviembre y se espera recaudar unas 600.000 libras, que servirán para que el colectivo de arquitectos Assemble restaure el embarcadero y lo convierta en un lugar donde puedan trabajar otros artistas en una época en que el espacio en Londres es inasequible para muchos.