Gatos y Respeto

©


Deja un comentario

El gato de Speedy, la esposa del pintor Rudolf Schlichter

Dibujo de Rudolf Schlichter, hacia 1920

Rudolf Schlichter fue un pintor alemán nacido en la pequeña ciudad de Calw, en Baden-Wurtemberg, el 6 de diciembre de 1890. Abandonó sus estudios a temprana edad y empezó a trabajar como aprendiz de pintor de porcelana en una fábrica de Pforzheim. Entre 1906 y 1909 estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Stuttgart y, posteriormente, con Hans Thoma y Wilhelm Trübner en la Academia de las Artes de Karlsruhe. A partir de 1910 vivió en Karlsruhe, autodenominándose “decadente” y vistiendo como su ídolo, Oscar Wilde. Compartía piso con una prostituta y se ganaba la vida realizando dibujos pornográficos.

Rudolf Schlichter

Fue llamado a filas a principios de la I Guerra Mundial, pero consiguió que le declararan no apto para el servicio después de una larga huelga de hambre, por la que debieron ingresarle en un hospital y regresó a Karlsruhe. Después de trasladarse a Berlín en 1919, en pleno fervor revolucionario, se unió al Partido Comunista (KPD) y al Novembergruppe (Grupo de Noviembre), formado por pintores, escultores y arquitectos expresionistas. Más que por su estilo artístico, les unían ciertos valores y luchaban para que los artistas tuvieran voz en la organización de las escuelas de arte.

Autorretrato, hacia 1920

Autorretrato (1936)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En 1920 participó en la primera feria dadaísta, donde expuso, con John Heartfield, el llamado “Conjunto del Arcángel prusiano”, que representaba a un oficial del ejército prusiano con cabeza de cerdo. Trabajó como ilustrador en diversos periódicos y usó el arte como arma política contra la clase alta y el militarismo. Sus temas preferidos eran escenas callejeras, la bohemia intelectual, el bajo mundo y el erotismo.

Gato jugando, dibujo de Rudolf Schlichter

Unos cuantos artistas, entre los que estaban él y Otto Dix, se burlaron de la despolitización del Novembergruppe y fundaron la Neue Sachlichkeit (Nueva Objetividad) organizando una exposición en la Manhein Kunsthalle. En 1924 creó el Rote Gruppe (Grupo rojo) con John Heartfield y George Grosz. Sus magníficos retratos de Bertold Brecht y de la actriz Karola Neher, amante del dramaturgo, son de esta época. No tardó en convertirse en uno de los mayores representantes de la corriente Neue Sachlichkeit .

Retrato de Bertold Brecht (1928)

En 1927 se casó con Elfriede Elisabeth Koehler, una mujer galante suiza a la que llamaba Speedy y a la que retrató en varias ocasiones con un gato. De hecho, aparte de tres dibujos de gatos y el curioso “El campamento del domador de gatos”, los cuatro retratos de Speedy con gato son la única relación del pintor con el felino. Por esos retratos deducimos que Speedy quería a los gatos, que tenía uno negro cuando conoció a Rudolf a finales de los años veinte y que mucho más tarde, en 1952, la época surrealista del pintor, tuvo uno de pelo largo. No podemos decir nada más acerca de Speedy y sus gatos. No se menciona nada en ningún sitio.

El campamento del domador de gatos

Fue entonces cuando Rudolf  Schlichter se convirtió al catolicismo, se inclinó por las ideas nacionalistas y conoció al filósofo Ernst Jünger, cinco años más joven que él. Tachado de neonazi por los comunistas, y de anarcomarxista por los nazis, estaba muy influido por Nietzsche, y rechazaba el liberalismo y el igualitarismo. Su pensamiento fue muy popular entre la juventud alemana, la burguesía y la aristocracia durante la República de Weimar. También añadiremos que tenía gatos siameses.

Ernst Jünger (1947)

Ernst Jünger con su siamés

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pintor escribió los dos primeros volúmenes de una autobiografía en 1932 y 1933, Das Widerspentisge Fleisch (La carne obstinada) y Tönerne Füsse (Pies de barro). Pero su inesperado amor por la nación alemana no fue bien visto por el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán cuando subió al poder en 1933 y procedió a prohibir la autobiográfica describiéndola como una “expresión erótica perversa” y a echarle de la Asociación de Escritores Alemanes.

Speedy con gato (1928)

 

Speedy y su gato

Obviamente, tampoco les gustó la obra del artista, a pesar de haber pintado toda una serie de paisajes muy comedidos después de abandonar el comunismo. Excluido de la Cámara de Bellas Artes, su obra se incluyó en la famosa exposición “Arte degenerado” en 1937. El matrimonio Schlichter había dejado Berlín en 1932 para mudarse a Rottenburg, una pequeña ciudad no lejos de Stuttgart, pero de nada sirvió. En 1938 fue encarcelado durante unos cuatro meses por el régimen nazi y en 1939 se le prohibió exhibir sus trabajos. Respondió pintando un cuadro de grandes dimensiones, Blinde Macht (La ceguera), que el historiador del arte Eberhard Roters describió como “una alegoría de la locura acorazada”. También dijo: “Schlichter se dio a conocer en los años veinte con la fuerte oposición contenida en sus obras. En este cuadro incorporó lo único que le quedaba en el corazón, una rabia impotente y una desesperación infinita”.

Speedy con gato (1929)

Su estudio fue destruido en 1942 durante un bombardeo de los Aliados. Ya en 1946 volvió a participar en la 1. Deutsche Kunstausstellung (Primera Exposición de Arte Alemán) en Dresden con algunas obras surrealistas. Había cambiado completamente de estilo durante la guerra. Falleció el 3 de mayo de 1955 después de una corta enfermedad.

El gato de Speedy en los años 50

En 1997, Götz Adriani fue el comisario de una exposición de pinturas, acuarelas y dibujos de Rudolf Schlichter en el Tübingen Kunsthalle. Pasaron 19 años hasta que, en 2016, se organizó otra retrospectiva de su obra titulada “Eros y apocalipsis” en el Mittelrhein-museum de Coblenza. Se escogió este título para incluir los dos polos que marcaron la vida del artista. “Eros”, por la lucha que libró con sus fantasías sexuales y lo que llamaba su “instinto”, mientras que “Apocalipsis” hace referencia a su percepción del tiempo en que vivió, moldeado por una primera guerra, una dictadura y una segunda guerra.

Speedy y su gato (1952)

Anuncios


Deja un comentario

Los gatos en la pintura de Max Beckmann

Naturaleza muerta con dos gatos (1917)

El pintor alemán Max Beckmann ha sido tachado a menudo de “expresionista”, aunque era un adjetivo que él rechazaba categóricamente. En los años veinte del pasado siglo se le asoció con el movimiento “Neue Sachlichkeit” (Nueva objetividad), término acuñado por Gustav Friedrich Hartlaub, director del Kunsthalle de Mannheim, y al que pertenecieron Otto Dix (un amante de los gatos) y George Grosz, entre otros. Dicho movimiento desapareció en el año 1933, con el ascenso del Nacionalsocialismo al poder.

Antes del baile (1949)

 

Autorretrato con bombín (1921)

En esta entrada solo hablaremos del artista, ya que no hemos encontrado nada acerca de su relación con los gatos. Quizá el cuadro más sorprendente sea el titulado “La sinagoga de Fráncfort del Meno”, donde se ve a un gato sentado encima de lo que parece una alfombrilla en medio de la calle y una luna creciente en el cielo.

La sinagoga de Fráncfort del Meno (1919)

Todos los cuadros nos parecen asombrosos, pero los gatos siempre son desproporcionados, más pequeños de lo que deberían ser, incluso en “Naturaleza muerta con gatos”. Nos atrevemos a afirmar que tuvo un gato, como demuestran algunos de los autorretratos que hemos incluido aquí. De hecho, es conocido por los numerosos autorretratos que pintó durante toda su vida, como también hicieron Rembrandt y Picasso. También sabemos por dos cuadros que podemos ver en esta entrada que el matrimonio Battenberg, muy amigo suyo, tenía un gato.

Naturaleza muerta con gato

 

Mujer con gato

Max Beckmann nació el 12 de febrero de 1884 en Leipzig, Sajonia. Durante la I Guerra Mundial se alistó como enfermero voluntario y vivió experiencias muy traumáticas. A partir de entonces, su estilo cambió radicalmente, pasando del más correcto academicismo a una reflexión mucho más distorsionada de lo que veía.

Autorretrato con lámpara y gato (1920)

 

Autorretrato con los Battenberg

Disfrutó de mucho éxito durante la República de Weimar. En 1925 fue escogido para dar una clase magistral en la Academia Städelschule de Bellas Artes de Fráncfort. En 1927 ganó el Premio Imperial Honorario del Arte Alemán y la Medalla de Oro de la Ciudad de Dusseldorf. La Galería Nacional de Berlín compró dos cuadros suyos en 1928, y a principios de los treinta se le dedicaron varias retrospectivas y publicaciones.

Joven con gato amarillo

 

La vieja actriz (1926)

Pero todo cambió con la llegada al poder de Hitler, que sentía un profundo desprecio por el arte moderno. En 1933 fue clasificado de “bolchevique cultural” por el gobierno alemán y perdió su puesto de profesor en la Escuela de Bellas Artes de Fráncfort. Cuatro años después se confiscaron más de 500 obras suyas expuestas en museos alemanes y algunas formaron parte de la tristemente famosa “Exposición de Arte Degenerado” de Múnich. Al día siguiente del discurso de Hitler sobre el arte degenerado, Max Beckmann abandonó Alemania para siempre con Quappi, su segunda esposa, a la que retrató profusamente, pero nunca con un gato.

Mathilde von Kaulbach

Su autoexilio en Holanda duró diez años, durante los que intentó repetidamente obtener un visado para trasladarse a Estados Unidos. Por fin lo consiguió una vez terminada la guerra. Ocupó un puesto de profesor en la Universidad Washington de Saint Louis y posteriormente trabajó en el Museo de Brooklyn. Su primera retrospectiva en Estados Unidos tuvo lugar en el Museo de la Ciudad de Saint Louis en 1948. Fue allí donde le descubrió Morton D. Day, un filántropo y coleccionista que le compró numerosos cuadros. A los dos les unió una gran amistad.

Mujer con gato (1942)

 

Friedel Battenberg con gato (1920)

En 1949, después de cortas estancias en Denver y en Chicago, Max Beckmann y Quappi alquilaron un piso en Manhattan y empezó a dar clases en la Escuela de Arte del Museo de Brooklyn. Falleció de un infarto el 27 de diciembre de 1950 en la esquina de la calle 69 y Central Park West, a los 66 años. Según Quappi, su viuda, iba a ver uno de sus cuadros que acababa de colgarse en el Museo Metropolitano de Arte.

 


Deja un comentario

Los gatos persas blancos de Arthur Heyer

6c7b4dbea24145701aa5a6426f270bcf

El pintor Arthur Heyer nació el 28 de febrero de 1872 en el pueblo de Haarhausen, estado de Turingia, en el centro de Alemania.

Autorretrato - 1926

Autorretrato – 1926

Fue el segundo hijo de Georg Hermann Heyer, el maestro del pueblo, y de su esposa Friederice. En 1875, la familia se trasladó a Gotha, una ciudad mucho mayor, donde cursó los estudios primarios.

A los 18 años ingresó en el Centro de Artes Decorativas de Berlín y estudió con el profesor Max Friedrich Koch. Permaneció en esta ciudad durante cinco años, hasta 1895, ganándose la vida mediante la publicación de dibujos en diversos semanarios, sobre todo el satírico “La Avispa”, dirigido entonces por Eugen Richter. También en esta época viajó en varias ocasiones a la zona de Transilvania que todavía pertenecía a Hungría.

En 1896 se mudó definitivamente a Budapest, entonces parte del Imperio austrohúngaro, para trabajar en la Editorial Tarulat, y obtuvo la nacionalidad húngara en 1900. Diez años después tuvo su primera exposición en esta ciudad, a la que siguieron otras en Hungría y Alemania.

Arthur+Heyer+2

Arthur_Heyer_-_A_Bulldog_with_White_Persian_Cat

462f2bbb-60d7-4e9f-8250-6681ef27eb7c_570

En 1911 recibió el Premio Conde Andrássy, y poco después expuso en el Palacio de Cristal de Múnich y en el Künstlerhaus de Viena. El duque Carl Eduard le nombró profesor en 1913. Entre 1914 y 1918 fue uno de los numerosos artistas que trabajaron en Berlín para retratar la I Guerra Mundial.

arthur-heyer-Two-Cats

b67d72a2fd5ab492c16f7aaef7fc0b68

cat-and-dog-arthur-heyerjpg-jpeg-image-750504-pixels-1404937012_org

En 1919 publicó dos libros infantiles que él mismo ilustró con dibujos de animales, En Wunderwald, ein Märchen (En el bosque maravilloso, un cuento de hadas) y Niki, eine drollige Hundegeschichte (Niki, la historia de un perro gracioso).

Falleció a los 59 años, el 31 de julio de 1931, en Budapest, su ciudad adoptiva, donde se le honró con un funeral de Estado. Está enterrado en el cementerio de Kerepesi.

db_Arthur_Heyer1

catphoto

Además de sus dibujos satíricos, Arthur Heyer se dedicó sobre todo a pintar animales, muy especialmente gatos, y entre estos únicamente a persas blancos. Se rumorea que tuvo un perro llamado Mucki, aunque no podemos confirmarlo. Sabemos que hizo decenas de cuadros de magníficos persas blancos como la nieve, de los que publicamos unas cuantas reproducciones, y que al parecer muchos de sus cuadros fueron encargos. Pintaba en un estilo naturalista propio de la época, aunque muy estático. La mirada sus animales parecía pérdida, sin mucha expresión. Aun así, era un pintor hábil y elegante. Hoy en día existe una cantidad ingente de reproducciones de cuadros suyos, sobre todo de gatos, hasta el punto de que se le ha dado el apodo de “Cat Heyer”.

white-persian-cat-and-jack-russell-arthur-heyer

Si les gusta la obra de este pintor, les recomendamos que entren en este enlace http://www.thegreatcat.org/the-cat-in-art-and-photos-2/cats-in-art-20th-century/arthur-heyer-1872-1931-german-hungarian/ Se trata de la página “The Great Cat”, de la que es autora Laura Vocelle, que publica semanalmente una entrada sobre pintores y gatos. Los textos son cortos, pero la documentación, enorme. Una página muy recomendable para los amantes de los gatos.


Deja un comentario

Ernst Ludwig Kirchner y cien gatos

Kirchner_1

Chica con gato (1910)

“El pintor pinta la apariencia de las cosas, no pinta su realismo objetivo; más aun, crea nuevas apariencias”.

Kirchner_2Ernst Ludwig Kirchner (1880-1938) nació en Aschaffenburg, Baviera. Estudió la carrera de Arquitectura en Dresden y se licenció en 1905. Es el fundador, con Fritz Bleyl, del grupo “Die Brücke” (El puente), formado por pintores alemanes de tendencia expresionista que tuvieron una profunda influencia en la pintura del siglo XX.

Antes del amanecer (1920-26)

Antes del amanecer (1920-26)

El grupo se separó en 1913 y la fama de Kirchner creció. Ese mismo año expuso por primera vez en Estados Unidos y los museos de este país empezaron a adquirir sus cuadros a partir de 1921.

En 1914 se presentó voluntario para luchar en la Primera Guerra Mundial, pero al año tuvo una crisis nerviosa, y empezó a beber y a tomar morfina, por lo que estuvo internado dos años en sanatorios de Taunus y Davos, Suiza. Se estableció en una granja de Davos en 1918, y empezó a pintar gatos a partir del año 1919, sobre todo a su gato negro, Bobby, al que tenía mucho cariño. Le hizo un centenar de retratos y le menciona en su diario: “El gatito Bobby está aquí, conmigo… Es limpio, está lleno de vida, su compañía es agradable. Espero poder quedarme con el hombrecillo”. En un autorretrato pintado en 1920, Bobby está a su derecha, cerca de la ventana.

Bobby, el gato del artista (1919)

Bobby, el gato del artista (1919)

Gato negro (1926)

Gato negro (1926)

En una carta que escribe a su esposa en 1928, por lo tanto nueve años después del autorretrato, el pintor dice: “Ya me siento mejor, casi he dejado de toser (…) Bobby se pasa la mayoría del tiempo fuera, solo entra a comer, pero es muy cariñoso. Me siento muy solo”. Bobby murió dos años después y su muerte afectó profundamente a Kirchner, que escribió: “Le hemos enterrado en medio de sollozos. Aunque era un animal, sufrió y murió como un hombre. Su mirada clara permanecerá largo tiempo en nuestro recuerdo”.

Gato gris en cojín (1919)

Gato gris en cojín (1919)

Autorretrato (1919)

Autorretrato (1919)

En 1931, un gato sin hogar al que llamó Schacky, empezó a visitar de forma regular al pintor, que escribió en otra carta: “Estoy solo la mayoría del tiempo, pero Schacky viene a jugar mientras dibujo. Anoche tuvo la visita de una amiga y hubo muchos gritos y alaridos”.

Ernst Ludwig Kirchner fue nombrado miembro de la Academia Prusiana de las Artes en 1931, pero los nazis le obligaron a presentar su dimisión en 1933. Su “Autorretrato como soldado” formó parte de la exposición reaccionaria “Entartete Kunst” (Arte degenerado) de Múnich con obras de pintores como Marc Chagall, Otto Dix, Max Ernst, George Grosz, Wassily Kandinsky, Oscar Kokoschka, Laszlo Moholy-Nagy y Piet Mondrian. El régimen nazi confiscó más de 600 cuadros expuestos en museos de Europa y muchos fueron quemados.

Dos gatos (1936)

Dos gatos (1936)

Se suicidó el 15 de julio de 1938.