Gatos y Respeto

©


Deja un comentario

El gato de cabeza plana

Se sabe muy poco acerca del gato de cabeza plana (Prionailurus planiceps) y de su comportamiento en libertad. Es uno de los gatos silvestres que se encuentra en mayor peligro. A pesar de estar incluido desde 2008 en la Lista Roja de especies en grave peligro de extinción de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), se ha estudiado muy poco a este felino en su hábitat natural, limitado a Sumatra, Borneo y la Península de Malasia. Esta falta de conocimiento impide que pueda  saberse exactamente en qué nivel de conservación se encuentra, así como determinar los requerimientos ecológicos para su protección.

Actualmente se cree que puede haber menos de 2.500 individuos adultos debido a los escasos avistamientos de los últimos años. La zona en que habita ocupa unos 80.000 kilómetros cuadrados, y se calcula que puede haber unos cuatro adultos por cada cien kilómetros cuadrados. Tiende a vivir en zonas húmedas actualmente muy amenazadas en todo el sureste asiático. Hay poquísimos en cautividad, menos de diez, todos ellos repartidos en zoológicos malasios y tailandeses, según ISIS (Sistema Internacional de Información de Especies).

El gato de cabeza plana, también llamado cabeciancho, es un felino pequeño que se caracteriza por una marcada depresión craneal que va desde la punta de la nariz hasta el nacimiento del hocico. Generalmente es de cuerpo delgado, con patas cortas y delicadas, y garras retráctiles, aunque unas tres cuartas partes de la garra quedan a la vista. La cabeza es más larga y cilíndrica que la del gato doméstico, y la distancia entre los ojos y las orejas es mayor. Sin embargo, sus dientes son comparativamente muy largos, con los caninos casi tan grandes como los de individuos del doble de su tamaño. La dentadura está adaptada para agarrar presas resbaladizas y posee mandíbulas poderosas, lo que le permite cazar peces incluso con mayor facilidad que el gato pescador (https://gatosyrespeto.org/2015/11/12/el-gato-pescador-una-especie-en-peligro/).

Su pelo es espeso, marrón rojizo en la parte superior de la cabeza y marrón ruano en el resto del cuerpo, con manchas blancas en la tripa. La cara es más clara que el resto del cuerpo, y tiene el hocico y la barbilla blancos. Desde la frente le bajan dos líneas blancas enmarcando el hocico. Los ojos están muy juntos, lo que mejora mucho su visión estereoscópica.

Desde la punta del hocico al nacimiento de la cola, mide entre 41 y 50 centímetros; la cola suele ser corta, de unos 14 centímetros. Pesa de 1,5 a 2,5 kilos.

Como hemos dicho antes, vive en humedales y selvas de tierras bajas, dos hábitats altamente modificados por la ocupación humana. Los pescadores del río Merang, en el sur de Sumatra, zona en la que aún existen selvas tropicales y turberas relativamente intactas, dicen verlos a menudo, pero tienden a confundir el gato de cabeza plana con el gato leopardo. La mayoría de los avistamientos más recientes (2014) han tenido lugar al noreste de Borneo, en las orillas del río Kinabagantan, donde se le ha grabado con cámaras nocturnas, y en la reserva de la selva de Tangkulap, así como en reservas creadas en las inmensas plantaciones de aceite de palma del este de Kalimantan y en la reserva de la selva Pasoh, en la península de Malasia.

Fotografiado en su entorno natural

Es un animal solitario que marca su territorio. Se ha observado que tanto los machos como las hembras en cautividad rocían orina avanzando en una posición agazapada, dejando un rastro en el suelo. Parece que desarrolla su mayor actividad entre las ocho y las once de la mañana, y las seis y las diez de la noche. Se alimenta mayormente de peces, aunque no hace ascos a las ranas ni a los crustáceos, y si no hay nada más a mano, a las ratas y a los polluelos. Se sumerge completamente en el agua y una vez atrapada la presa, suele llevarla a unos dos metros de la orilla, quizá para impedir que vuelva al río si se le escapa.

El periodo de gestación es de unos 55 días. De las tres camadas que han nacido en cautividad, una era de dos gatitos y las otras dos, de uno solo.

Sello de Indonesia

 

Sello de Camboya

El gato de cabeza plana tiene un maullido muy parecido al del gato doméstico y ronronea con facilidad. Dos ejemplares vivieron hasta los 14 años en un zoológico.

Sello de Laos

 

Sello de Malasia

La principal amenaza a la que se enfrentan es la destrucción y degradación que representan los asentamientos, la transformación de la selva en plantaciones, el secado de zonas húmedas, la contaminación, la tala, la caza y la pesca indiscriminadas. La rápida desaparición de los manglares en Asia tropical, la sobrepesca y la expansión de plantaciones de aceite de palma ponen en peligro al gato de cabeza plana, desde luego, pero también las trampas y el envenenamiento para proteger a las aves de corral.

Siempre nos esforzamos en buscar fotografías de gatos en su hábitat natural, pero en este caso, y muy a pesar nuestro, hemos debido conformarnos en la mayoría de los casos con imágenes del gato de cabeza plana en cautividad.


Deja un comentario

Gatos siberianos

980x

El gato siberiano es una raza de gato doméstico que existe desde hace siglos en Rusia. Fue añadido a finales de los ochenta a la larga lista de gatos de raza reconocidos oficialmente. Tal vez sea el antepasado de todos los gatos modernos de pelo largo y está emparentado genéticamente con el Bosque de Noruega. También se dice que es hipoalergénico porque produce menos Fel d1, una proteína secretada por las glándulas sebáceas, que otros gatos, aunque de momento no está demostrado. Generalmente hablando, las hembras producen menos Fel d1, tanto si son de raza como callejeras.

46615b1cb553756f6bb3adc54bc1ba7f

Son gatos grandes y fuertes, con poderosos cuartos traseros, patas bien redondeadas y un hermoso rabo. Al tener las patas traseras algo más largas que las delanteras, su espalda está un poco arqueada. Las orejas son grandes y los ojos ligeramente oblicuos. Los machos pesan entre 6,5 y 8 kilos, y las hembras entre 4,5 y 6 kilos.

e35969eb7a1aa2bfe0c4dbd78d678ee6

Para resguardarse del frío tienen tres capas de pelo, la primera es una especie de pelusa contra la piel, a continuación un pelo intermedio y, finalmente, el pelo que vemos y tocamos. En realidad, esas capas de pelo forman el pelaje de la mayoría de gatos, pero están mucho más desarrolladas en el gato siberiano. Mudan dos veces al año; a finales del invierno, no debido tanto al cambio de temperatura como a la creciente luz solar, y a finales del verano en mucha menor medida.

Incluimos unas fotos del gato Syoma, un residente de Siberia, concretamente de la reserva natural de Kronotsky en la península de Kamchatka.

Syoma persigue a un zorro

Syoma persigue a un zorro

Syoma y el zorro

Syoma y el zorro

Cuando un zorro se acercó a la zona, Syoma le echó sin dudarlo. Pero Sergei Krasnoschekov, que hizo estas fotos, dice que más que alejar al zorro, los dos parecían estar jugando: “Me dio la impresión de que el zorro provocaba a Syoma y que los dos se lo pasaban muy bien”.

syoma

Añade que Syoma no es muy simpático con los desconocidos y que su primer contacto acabó con escupitajos, gruñidos y un arañazo. Al cabo de un tiempo, le aceptó y se dejó acariciar.

Alla Lebedeva vive con su marido Serguei en una granja del distrito de Prigorodny, en Osetia del Norte, muy lejos de Siberia.

Dos de los gatos de Alla Lebedeva

Dos de los gatos de Alla Lebedeva

Empezaron a tener gatos siberianos hace unos trece años cuando llegó la gata Babushka. Tuvo una camada de cinco en 2004 y entonces empezó todo. Alla dice, riendo, que vive en Koshlandia (el país de los gatos). Han acomodado un gallinero dividiéndolo en tres “habitaciones” aisladas y con el suelo elevado para que puedan dormir dónde y cómo les apetezca. La granjera añade que los gatos protegen a los pollos y a los conejos de los roedores.

Gato y gallo (Alla Lebedeva)

Gato y gallo (Alla Lebedeva)

Tres gatos siberianos de Alla Lebedeva

Tres gatos siberianos de Alla Lebedeva

Sigue explicando que en verano, los gatos se dividen en dos grupos. Algunos, como Ryzhik, Rych y Ludwig, desaparecen durante semanas y sobreviven cazando, mientras que otros, como Pukh, Papych y Tema, nunca se alejan mucho. Las hembras son muy tranquilas y se quedan en casa. Por lo que se ve, los gatos se llevan muy bien con el perro Nikki e incluso con los gallos.

Un gato nevado de Alla Lebedeva

Un gato nevado de Alla Lebedeva

Muchas de las fotos que Alla Lebedeva toma regularmente de sus gatos aparecen en Internet e incluso algunas se han convertido en virales. Casi nunca mencionan a la fotógrafa y aún peor, describen a los gatos como Bosques de Noruega.

En 1929, en Estocolmo, Sigurd Agrell recopiló una serie de leyendas eslavas y las hizo imprimir bajo el título de “Mitos e historias eslavas”. Una de estas historias tiene como protagonista al gato siberiano y hemos querido resumirla aquí, se titula “El gato y el zorro”.

maxresdefault

page-siberiens-6

Érase una vez un granjero que tenía un gato muy travieso. El granjero se hartó, lo puso en un saco y lo abandonó en el bosque. El gato consiguió salir y encontró una casita vacía. Se instaló en el desván y sobrevivió cazando ratones y ratas. Un día se cruzó con una señorita zorra, que se quedó sorprendida al ver a un gato en el bosque y le preguntó quién era. A lo que el gato contestó muy ufano que se llamaba Kotofey Ivanovich y que le habían enviado desde los bosque siberianos para ser el edil del bosque. La zorrita le invitó a su madriguera y no tardaron a casarse.

siberian8

Al día siguiente, la zorrita salió a cazar y el gato se quedó en casa. La zorrita se encontró con un lobo y le anunció que se había casado. “¿Con quién te has casado, Lizaveta Ivanovna?”, le preguntó, y ella respondió: “¿No lo sabes? Ha llegado el edil Kotofey Ivanovich de los bosques siberianos, y ahora soy su esposa”. El lobo quiso conocer a su marido, pero ella le avisó: “Tiene muy mal genio, y si alguien le molesta, se lo come en dos bocados. Pero si te empeñas, lo mejor será que le lleves un presente, una oveja, por ejemplo, y la dejes sin hacer ruido delante de nuestra madriguera. Escóndete bien o irá a por ti”. El lobo se fue corriendo a por una oveja, y la zorrita se encontró con un oso al que le contó lo mismo, pero esta vez le pidió un buey.

siberian9

Poco después, el lobo Levon y el oso Mishka coincidieron delante de la madriguera. Ambos hablaron en voz baja, temerosos de molestar al gato edil, intentando decidir cuál de los dos llamaría a la puerta. En ese momento llegó una liebre y le dijeron: “Hermana liebre, ve a la madriguera y di al honorable edil que sus hermanos Mishka Ivanovich y Levon Ivanovich esperan para presentarle sus respetos y que le han traído una oveja y un buey”. La liebre se alejó a dar el recado. El oso trepó a un árbol y el lobo se metió detrás de un matorral debajo de unas hojas secas.

El gato y su joven esposa salieron con la liebre. El oso, al ver al edil, pensó que era muy pequeño, pero el gato arqueó la espalda, hinchó el rabo y se lanzó sobre el buey, desgarrando pedazos de carne con sus afiladas uñas mientras gritaba: “¡Más, más!” El oso se quedó impresionado, pero el lobo no veía nada debajo de las hojas y decidió moverse. El gato oyó un ruido y convencido de que era un ratón, se lanzó y clavó las uñas en el morro del pobre Levon. Este, desesperado, echó a correr. El oso se tiró del árbol, despavorido. La zorrita aprovechó para gritar: “¡Sí, corred, corred si no queréis que os pille!”

siberian-cat

A partir de ese momento, todos los animales del bosque temieron al terrible gato. Durante el largo invierno, ni Kotofey Ivanovich ni Lizaveta Ivanovna salieron a cazar, pues todos les traían carne. Tuvieron una vida maravillosa. ¿Quién sabe si no siguen comiendo?

En ruso, al igual que en polaco, “gato” es “kot”,  y “kotofey” es una forma cariñosa de llamar a los gatos.


Deja un comentario

El gato de Iriomote

Otra estatua dedicada al gato iriomote

Estatua dedicada al gato de Iriomote

El gato de Iriomote (Prionailurus bengalensis iriomotensis) es una subespecie del gato de Bengala (https://es.wikipedia.org/wiki/Prionailurus_bengalensis) que habita exclusivamente en la pequeña isla de Iriomote, Japón. Está incluido en la lista

Gato iriomote

Gato de Iriomote

de especies en grave peligro de extinción de la Lista Roja de Especies Amenazadas del UICN desde 2008, al contar con menos de 250 ejemplares adultos. En 2007 se estimó que solo quedaban entre cien y ciento siete individuos en la isla.

La isla Iriomote es la más grande del grupo de islas Yaeyama, y la segunda mayor de la prefectura de Okinawa, después de la isla de Okinawa. Ocupa una superficie de 290 kilómetros cuadrados y contaba con 2.347 habitantes en 2005. La única forma de llegar a la isla es por ferry desde Ishigaki, otra isla situada a 31 km de distancia. Iriomote se encuentra a algo más de 250 km de las costas de Taiwán.

El gato de Iriomote fue descubierto en 1965 por Yukio Togawa, un autor especializado en libros de animales. Yoshinori Imaizumi, director del departamento zoológico del Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia de Tokio, fue el primero en describirlo en 1967.

Cascada Maaree, donde unos niños avistaron a un gato iriomote el 5 de mayo de 1965

Cascada Maaree, donde unos niños avistaron a un gato de Iriomote el 5 de mayo de 1965

Sin embargo, antes de su descubrimiento científico, hacía tiempo que el gato de Iriomote era conocido por la población local, que le llama “yamamayaa” (gato de la montaña) o “yamapikaryaa” (el que brilla en la oscuridad).

Hábitat del gato iriomote

Hábitat del gato de Iriomote

El pelo del gato de Iriomote es gris oscuro con marcas marrones, y zonas más claras en la tripa y la parte inferior de las extremidades, así como manchas blancas en las mejillas. Entre cinco y sietes rayas recorren su lomo, pero al contrario del gato de Bengala, se detienen antes de llegar a los hombros. Los flancos son moteados y tres o cuatro rayas irregulares le recorren el pecho. El rabo es marrón oscuro y moteado. Tiene orejas redondeadas, ojos de color ámbar y una nariz grande y chata. Los gatos machos miden entre 50 y 60 centímetros de largo y pesan entre 3,5 y 5 kilos; las hembras son más pequeñas y no suelen sobrepasar los 55 centímetros de largo y los 3,5 kilos de peso. Son gatos de patas cortas y de hombros musculosos. No saltan con la misma facilidad que otros gatos.

img1e2bbdaezik4zj

Viven sobre todo en los bosques subtropicales que cubren gran parte de la isla, y en general a una altitud no superior a los 200 metros. Prefieren las zonas cercanas a los ríos y las lindes de los bosques. A pesar de cazar en tierra firme, también atrapan presas en árboles y en ríos. Son animales nocturnos y están especialmente activos en las horas del crepúsculo. Durante el día duermen en troncos huecos y en grutas. Su territorio varía de uno a siete kilómetros cuadrados.

iri

iriomote75

Se alimentan de pájaros, reptiles, anfibios, peces y crustáceos. Suelen ingerir entre 400 y 600 gramos de comida al día. Al ser los únicos carnívoros de la pequeña isla y no tener competencia, disponen de una dieta muy variada. Los gatos, al comerse pájaros del tamaño de una paloma, suelen dejar las plumas, pero el gato iriomote no se molesta en arrancar las plumas de su presa. Tampoco la mata inmediatamente rompiéndole la médula espinal; prefiere sujetarla en la boca hasta que deja de moverse.

iriomote-cat

Durante el celo, los gatos se vuelven activos durante el día. La época de celo transcurre de diciembre a marzo. Las hembras paren de uno a tres gatitos entre abril y junio en lugares secos y bien ventilados. Los gatitos se quedan cerca de la madre hasta los once meses y no alcanzan la madurez hasta los veinte.

Se estima que el gato de Iriomote vive entre siete y ocho años en la naturaleza.

Estatua de gato iriomate en el puente de Nakama

Estatua al gato de Iriomote en el puente de Nakama

Se cree que el gato de Iriomote empezó a separarse genéticamente del gato de Bengala hará unos 200.000 años, cuando las islas dejaron de estar conectadas a Asia por un puente natural.

Panel explicativo

Panel explicativo

Leyendo lo anterior, cabe preguntar por qué el gato de Iriomote está en grave peligro de extinción. La isla es pequeña, pero está muy poco poblada. Hay una industria turística limitada sobre todo a la costa. No tiene competencia por parte de otros depredadores y hay comida en abundancia. Las principales amenazas son el desarrollo urbanístico, los perros, los vehículos y las trampas para atrapar jabalíes. Otro problema son los gatos domésticos asilvestrados que se cruzan con el gato de Iriomote, con la consecuente hibridación. Asimismo, los gatos domésticos han traído enfermedades contagiosas. A partir de 2001, todos los habitantes propietarios de gatos en la isla han tenido que inscribir a sus animales domésticos en el Ayuntamiento, y a partir de 2008 es obligatorio hacerles las pruebas para detectar enfermedades, vacunarlos, esterilizarlos y colocarles microchips.

Señal de tráfico

Señal de tráfico

Otra grave amenaza para el gato de Iriomote es la aparición del sapo de la caña de azúcar en la isla. El batracio secreta un liquido venenoso por unas glándulas en las orejas. Se empezaron a tomar medidas para exterminarlo en 2008.

El Centro de Defensa del Gato de Iriomote fue creado en 1995 con el fin de defender y llegar a una mejor comprensión de la vida de estos gatos tan especiales. El gobierno de la prefectura de Okinawa y el Ayuntamiento de Taketomi pusieron señales de tráfico advirtiendo de la presencia del gato iriomote, construyeron túneles debajo de las carreteras para permitir que cruzara con mayor seguridad e instalaron bandas sonoras para limitar la velocidad.


Deja un comentario

El gato de la jungla (que no vive en la jungla)

Gato de la jungla

En realidad, el hábitat del gato de la jungla, Felis Chaus, no tiene nada que ver con la jungla, sino con la densa vegetación que cubre los humedales. También se le llama gato de los pantanos.

Fotografía L. Shyamal

Es un gato grande, de patas altas. De hecho, es el mayor de la especie Felis. Suele medir entre 56 y 76 centímetros, sin contar el rabo, con una altura de unos 35 centímetros y puede alcanzar los 9 kilos en algunos casos. Según un estudio, el tamaño del gato mengua desde el oeste (Israel) al este (India), lo que se atribuye a una mayor competencia cuanto más hacia el oriente. Las hembras son en general más pequeñas que los machos. La cara es larga y estrecha con un hocico blanco; las orejas son grandes, están bastante juntas y acaban en un mechón de pelo negro de unos 15 milímetros. Los ojos son amarillos con pupilas elípticas. El pelo puede ser del color de la arena, marrón rojizo o gris. Se han observado ejemplares albinos en India, pero no tienen los ojos rojos de los auténticos albinos. Se piensa que su color quizá se deba a la endogamia. Las largas patas, la cola corta y los mechones de pelo en las orejas le asemejan a un lince de pequeño tamaño. Es mayor y más delgado que el gato doméstico.

Distribución del gato de la jungla

Su distribución es amplia, aunque irregular, desde el valle del Nilo en África hasta India y el sur de Asia, así como la zona tropical de China y el este asiático. Suele encontrárselos por encima de los mil metros de altitud y han sido avistados en el Himalaya a 2.400 metros de altura. También han sido vistos en las zonas montañosas de Tayikistán, pero en general habitan en los valles de los ríos con una densa vegetación.

images 2 images 3

Se sienten cómodos entre la hierba alta, las cañas o los matorrales en los alrededores de los humedales donde abundan los roedores. Estas zonas pertenecen a ecosistemas muy variados, entre los que están oasis, praderas, maleza o bosques de hoja caduca. Son animales que se adaptan a los cultivos (campos de caña de azúcar en India), bosques replantados y humedales artificiales. Incluso viven en las cercanías de estanques de peces y piscifactorías en Israel, así como de cultivos irrigados.

Su alimentación consiste en diferentes presas que reflejan la variedad de hábitats que frecuentan, aunque suelen cazar sobre todo roedores de pequeño tamaño. En un estudio realizado en India se calculó que un gato podía cazar de tres a cinco roedores diarios, y que los pájaros tenían una importancia muy secundaria en su alimentación. También aprovecha los restos dejados por predadores de gran tamaño.

Jungle cat - sitting01

jungle-cat-05

Son excelentes nadadores y no temen zambullirse en aguas poco profundas para cazar peces. Por ejemplo, se descubrió que los gatos del sur de Rusia se alimentaban mayormente de aves acuáticas durante los meses de invierno. Este mismo estudio, realizado por investigadores rusos, demostró que el 17 por cien de su dieta consistía en aceitunas.

A menudo usan madrigueras abandonadas por otros depredadores, como zorros o tejones. Son activos tanto de noche como de día y, en algunos casos, la hembra pare en casas abandonadas no lejos de los seres humanos.

JungleCatPhotos232

Se cree que pueden reproducirse todo el año, aunque la época de apareamiento transcurre en febrero y marzo en Asia Central, y principalmente en mayo en India. Se han visto camadas en Asam en enero y febrero, y en junio en la zona occidental del Caspio. Cabe la posibilidad de que se reproduzcan dos veces al año si el hábitat lo permite.

El periodo de gestación es de 63 a 68 días y nacen entre uno y seis cachorros en madrigueras situadas entre cañaverales u otro tipo de vegetación densa, incluso en troncos de árboles vacíos o, como hemos mencionado antes, en madrigueras abandonadas por otros animales. Los cachorros nacen con rayas negras que acaban desapareciendo a medida que crecen, abren los ojos al cabo de diez o doce días, y pesan entre 130 y 140 gramos. Dejan de mamar a los tres meses, son capaces de seguir y matar a una presa entre los cinco y seis meses, y la madurez sexual llega entre los once y los dieciocho meses. Algunos ejemplares en zoológicos han vivido hasta 15 años. Por suerte, estos gatos han dejado de interesar a los zoológicos y se capturan mucho menos.

Dependen de sistemas sanos de humedales, por lo que la creciente destrucción de esos hábitats en pro de la agricultura es una grave amenaza para su supervivencia. Son numerosos en algunas zonas, pero en otras, como Egipto y diversas regiones de Asia, su número está decreciendo con gran rapidez. Parte del declive de la población se debe a las trampas y al veneno.

Jungle-Cat-Images

Estos gatos comparten la distinción, junto a los gatos africanos salvajes Felis silvestris y los gatos domésticos, de haber sido momificados y enterrados en tumbas en el antiguo Egipto. También aparecen cazando pájaros y pequeños mamíferos en frescos egipcios.

Ilustración de 1904

El gato de la jungla no está considerado en peligro de extinción. Se prohíbe su caza en algunas zonas de India, pero en muchas otras está totalmente desprotegido. En 2009 fue incluido en la lista de especies protegidas en Afganistán. Se cree que la población mengua rápidamente en el este y el oeste asiático debido, entre otras razones, a que los granjeros lo consideran una amenaza para las aves domésticas y lo envenenan indiscriminadamente.


Deja un comentario

El gato pescador, una especie en peligro

fishing-cat-15090705

El gato pescador, Prionailurus viverrinus, es más grande que el gato doméstico y está adaptado para cazar peces en riachuelos. Su tamaño oscila entre 57 y 115 cm de largo, con una cola entre 24 y 40 cm y un altura de unos 40 cm. Puede llegar a pesar 16 kilos. Las patas son relativamente cortas y la cabeza, ancha. El pelo es grisáceo con rayas marrones que van de la frente al final del cuello y manchas pardas repartidas por el cuerpo.

Distribución del gato pescador

Distribución del gato pescador

Es otro felino que desmiente la creencia de que a los gatos no les gusta el agua. Es un nadador potente y puede recorrer distancias nada despreciables bajo el agua. En muchos casos se limita a pescar en aguas poco profundas, pero en otros se sumerge totalmente para atrapar peces con sus patas delanteras. Según un estudio llevado a cabo en India durante un año, se alimenta básicamente de peces, que representan el 76% de su dieta, así como de pájaros acuáticos, insectos y algunos roedores.

Fishing_cat_(f._viverrina)

Tiene dos peculiaridades: las patas delanteras parcialmente palmeadas, con garras que no son del todo retráctiles y dejan una huella muy característica, así como dos capas de pelo. La primera, que está más cerca de la piel, es extremadamente densa y corta, impidiendo que penetre el agua y protegiéndole en aguas frías. Una segunda capa de pelo más largo y mucho menos denso nace entre la primera.

Vive en regiones del sureste de Asia, el norte de India y Sri Lanka. Suele encontrarse en zonas pantanosas, manglares y áreas de vegetación densa cerca de ríos y riachuelos. Se le ha visto a 1.525 metros de altura en el Himalaya indio entre los matorrales que bordean los riachuelos e incluso en hábitats muy degradados cerca de estanques de acuicultura.

La identificación del gato pescador es difícil debido a su parecido con el gato leopardo (Prionailurus bengalensis), cuya distribución es mucho mayor. El aspecto de los cachorros es casi idéntico.

fishing-cat 2

Se cree que son poliestrales, es decir que tienen varios celos al año, como el gato doméstico. También se habla de un maullido característico durante el celo, pero hasta ahora no ha sido descrito ni grabado. Preparan guaridas entre los matorrales, los juncos, las grietas o troncos huecos en lugares apartados. Se han avistado cachorros en los meses de abril y junio. Las camadas pueden ser de uno a cuatro cachorros, pero suelen ser de dos. El periodo de gestación dura de 63 a 70 días y los gatitos pesan unos 170 gramos al nacer. Abren los ojos al cabo de unas dos semanas y empiezan a comer carne a los 53 días. El destete tiene lugar de cuatro a seis meses después de nacer y suelen independizarse entre el año y año y medio.

fishing-cat

El gato pescador es bastante común en el este de India y Bangladesh, pero es cada vez más difícil avistarlo en el resto de las zonas que solía ocupar. Todo sugiere que la población ha bajado de forma significativa en los últimos diez años, e incluso en humedales protegidos y zonas reservadas al estudio del felino, los investigadores no han podido documentar su presencia.

Actualmente, los manglares de la isla de Java, que son su principal hábitat, cubren menos del 11% de la superficie que ocupaban originalmente. Los pesticidas usados en los arrozales contaminan las presas del gato pescador y se sabe que se les caza y pone trampas. En Camboya se le cazaba y comía incluso en zonas protegidas donde era habitual encontrar trampas. Hacía una década que no se avistaba un gato pescador en este país, pero en septiembre pasado, un investigador consiguió varias fotos demostrando que aún sobrevive en algunas zonas.

fishing-cat

FCat1691-47

En un estudio realizado en Tailandia, se descubrió que de 19 gatos pescadores a los que se les había colocado un collar de seguimiento, nueve habían sido matados por furtivos. En este país se ha conseguido que las autoridades lo incluyan en su política de protección de recursos naturales, además de realizar una amplia campaña de concienciación entre la población.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) le ha incluido en su lista de especies en peligro en su hábitat natural y que podría estar en peligro de extinción en un futuro próximo. La mayor amenaza es la creciente pérdida de humedales incluso en zonas protegidas, además de la caza furtiva. Se han establecido proyectos para la conservación y protección no solo del gato pescador, sino también de los humedales donde habitan, además de haberse declarado ilegal su caza y captura. Sin embargo, la caza furtiva sigue existiendo, como lo demuestra la venta de su piel en algunos mercados.


Deja un comentario

El gato andino

gato_andino_5

El gato andino (Oreailurus jacobita) es un pequeño felino que habita en las regiones altas de los Andes de Argentina, Bolivia, Chile y Perú; está considerado como la especie felina con el mayor grado de amenaza en América y una de las menos conocidas del mundo. Actualmente se encuentra entre los cinco felinos más amenazados del planeta.

Algunas culturas andinas le consideraban, junto con el gato de las pampas (Oncifelis colocolo), un animal sagrado relacionado con la abundancia y el bienestar; sus pieles aún se usan en las ceremonias dedicadas al ganado camélido o al inicio de la época de siembra o de cosecha. Ambas especies son conocidas como “titi”, “titimisi” o “titiphisi” en zonas de habla aimara, y como “oskhollo” en zonas de habla quechua.

gato_andino_2

gato_andino_4Mide entre 60 y 80 centímetros de largo, sin contar una cola larga que puede alcanzar hasta el 70% de la longitud del cuerpo, y su altura es de unos 35 centímetros. Pesa entre cuatro y siete kilos. Su pelaje es largo, en especial en la región dorsal, con manchas de color café o rojizo de diversas formas (fajas, estrías, puntos) sobre un fondo plomizo o grisáceo. Puede llegar a tener un aspecto atigrado debido a las fajas verticales paralelas bajando del dorso a los flancos. La cola luce entre siete y nueve anillos oscuros, con la punta blanca. Las orejas son grandes y ligeramente redondeadas.

Habita en zonas de vegetación no muy alta ni espesa, así como en las estepas y áreas rocosas. Está documentado desde los 3.000 hasta los 5.000 metros de altitud, tal vez más arriba, por encima de la línea de árboles, aunque se ha avistado en la provincia argentina de Mendoza por debajo de los 2.000 metros. En esa provincia, el extremo austral de su geonomía, se ha señalado la presencia de la especie en la Reserva Privada Villavicencio y se considera de valor la propuesta de anexar como nueva reserva el ambiente de Paramillos de Uspallata por ser muy probable zona de presencia del gato andino entre los 2.500 y los 3.000 metros.

gato_andino_3

Se alimenta de roedores de pequeño y mediano tamaño de los géneros Abrothrix, Chinchilla, Lagidium, Ctenomys y Phylotis, entre otros, además de aves acuáticas y terrestres, huevos y reptiles.

Muestra un comportamiento tranquilo y al parecer no se siente perturbado por la presencia humana, ya que tolera la cercanía de observadores sin mostrar mayor temor. Reacciona agresivamente frente al zorro gris (Lycalopex griseus), erizando los pelos del lomo, probablemente porque es un competidor trófico.

Los valles habitados por humanos actúan como barreras, fragmentando la población, e incluso bajos niveles de caza furtiva pueden ser devastadores.

El estudio del gato andino es una prioridad dentro del plan de acción del Grupo Especializado en Gatos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y desde 1998 diferentes equipos de investigadores en Argentina, Bolivia y Chile han participado en exploraciones de campo, con la finalidad de obtener información básica sobre la distribución y el estado de conservación de la especie. En Perú estas actividades empezaron el año 2002.

gato_andino_1

Fuentes:

http://www.gatoandino.org/

http://www.eluniverso.com/vida-estilo/2015/03/17/nota/4671641/video-gato-andino-su-habitat-natural-es-grabado-peru

http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-animales-peligro-extincion-gato-andino-20150322155119.html


Deja un comentario

El gato chipriota

Felis silvestris lybica

Felis silvestris lybica

El gato de Chipre es un gato doméstico que, según cuenta la leyenda, desciende de los gatos que Santa Elena, madre de Constantino el Grande, llevó a la isla en el siglo IV para deshacerse de las serpientes que infestaban la isla. Parece ser que en aquella lejana época, la santa visitó Chipre, pero casi todos sus habitantes se habían ido debido a una sequía de 36 años. Decidió fundar el monasterio de San Nicolás en el punto en que había atracado su barco a pesar de la proliferación de serpientes venenosas, por lo que mandó traer un barco lleno de gatos procedentes de Egipto y Palestina para combatir a los reptiles. También se dice que al amanecer y al anochecer los monjes tocaban la campana para llamar a los gatos y darles un poco de carne antes de que salieran a cazar.

Monja con gatos en San Nicolás

Monja con gatos en San Nicolás

El monasterio, fundado en 327, fue dedicado a San Nicolás y entre otros menesteres, los monjes debían alimentar a los gatos. Así lo atestigua un texto escrito por el monje veneciano Francesco Suriano en 1484, cuando visitó el monasterio: “Es maravilloso verlos, pues casi todos han sido heridos por las serpientes: uno ha perdido la nariz; otro, una oreja; y otro más, un ojo, o peor aún, ambos. Es harto extraño ver que a la hora de su comida, al oír una campana, se reúnen ante el monasterio, y al volver a sonar la campana, cuando han comido bastante, todos se alejan para luchar contra las serpientes”.

Gatos en el claustro de San Nicolás

Gatos en el claustro de San Nicolás

Según escribe el padre Stephen de Lusignan en 1573 en “Corografía y breve historia de la isla de Chipre”, las tierras colindantes pasaron a ser propiedad del monasterio con la condición de que los monjes alimentaran siempre a cien gatos.

Durante la invasión de la isla por los otomanos a finales del siglo XVI, el monasterio fue destruido y los gatos no tuvieron más remedio que buscarse la vida.

Gato en San Nicolás

Gato en San Nicolás

Después de años de abandono, en 1983, el monasterio fue entregado a seis monjas que decidieron resucitar la tradición. Hoy en día, los gatos ya no cazan serpientes, pero viven felizmente en el patio y los jardines del monasterio. El convento recibe un insuficiente subsidio del gobierno chipriota para cuidarlos, y las monjas dependen en gran parte de las donaciones de turistas y de amantes locales de los felinos.

Gato en el claustro de San Nicolás

Gato en el claustro de San Nicolás

El gato chipriota no es una raza reconocida, es un gato común que ocupa toda la isla, desde las regiones montañosas y más frescas, hasta las zonas más cálidas cercanas a la costa. Pero, además de cazar serpientes, puede que sea el gato doméstico más antiguo del mundo. En 2004, un grupo de arqueólogos franceses encabezados por Jean-Denis Vigne descubrió los restos de un gato de ocho meses enterrado al lado de su dueño en Shillourokambos, un yacimiento neolítico precerámico ocupado entre el noveno y el octavo milenio antes de Cristo.

Tumba neolítica en Shillourokambos

Tumba neolítica en Shillourokambos

Shillourokambos

Hasta entonces, siempre se creía que el gato había sido domesticado en Egipto, donde también era venerado, y por las representaciones de gatos domésticos con 3.600 años de antigüedad. Sin embargo, el gato chipriota y su dueño fueron enterrados juntos hace 9.500 años, cambiando radicalmente la idea de la asociación entre felinos y humanos. Los huesos pertenecen a un espécimen de buen tamaño con un gran parecido al Felis silvestris lybica (Gato salvaje africano).


Deja un comentario

Un felino en grave peligro, el lince ibérico

Un lince con collar

Un lince con collar

Decir que el lince ibérico (Lynx Pardinus) está en grave peligro de extinción no es suficiente. Fue declarado especie protegida en 1966 y recalificado en 2002 cuando pasó a ser especie en peligro crítico (UICN, 2002). Solía considerárselo como una subespecie del lince europeo (Lynx Lynx), pero ahora está clasificado como especie propia y se cree que desciende del Lynx issiodorensis.

Cartel en Castilla-La Mancha

Cartel en Castilla-La Mancha

Actualmente, los núcleos mejor conservados se limitan a Sierra Morena Oriental, Montes de Toledo Orientales y Doñana. También hay poblaciones reducidas en Sierra de San Pedro y Sierra de Gata, Sierra Morena Central y Occidental, y algunos puntos de la Sierra Bética de Jaén y Granada.

La población del lince ibérico ha disminuido un 80% en los últimos 20 años. Se estima que en 1960 aún quedaban 4.000 individuos en la península ibérica; unos 400 en 2000 y menos de 200 en 2002, y solo 100 en marzo de 2005. En 2007 se descubrieron 15 individuos hasta entonces no registrados en Castilla-La Mancha. En 2008, la población de Doñana era de 33 individuos, y el grupo de Sierra Morena se estimaba en un máximo de 190 adultos. Sin embargo, la población de linces en Andalucía en 2013, que solo era de 94 individuos en 2002, había pasado a 309, y en julio de ese mismo año se confirmó la presencia de crías nacidas en libertad en la provincia de Cáceres. En noviembre de 2014 se soltaron ocho linces en la provincia de Toledo y uno de ellos fue avistado cerca de la Comunidad de Madrid, el primero en 40 años. En diciembre de 2014, una pareja de linces se soltó en Mértola, Portugal, en el valle del Guadiana, y otra en febrero de 2015. Desgraciadamente, la hembra de esta segunda pareja murió envenenada en 12 de marzo de 2015.

Madre y cría

Madre y cría

Lince hembra, Sierra de Andújar (Jaén)

Lince hembra, Sierra de Andújar (Jaén)

El lince ha ido perdiendo territorio debido generalmente a las infraestructuras humanas, y las poblaciones se han separando paulatinamente hasta llegar a estar totalmente incomunicadas, fragmentadas y aisladas por barreras de distintos tipos que impiden el intercambio genético entre poblaciones.

Reintroducción de un lince ibérico en los montes de Toledo

Reintroducción de un lince ibérico en los montes de Toledo

Suelta de un lince en Aznalcázar (Sevilla)

Suelta de un lince en Aznalcázar (Sevilla)

Además de la fragmentación de las poblaciones, se enfrenta a otros problemas, como el descenso del número de conejos por enfermedades (mixomatosis o neumonía hemorrágico-vírica); la pérdida de su hábitat, típicamente zonas de cobertura vegetal densa y baja densidad humana, al que han afectado también las repoblaciones con especies vegetales de crecimiento rápido (pino, eucalipto) que evitan la proliferación de matorral; así como la ganadería intensiva con la consiguiente sobreexplotación del estrato herbáceo, que limita las poblaciones de conejos, y finalmente, la caza indirecta y los métodos no selectivos de caza, como los cepos y lazos.

Lince_5

El lince ibérico es el único carnívoro cuya dieta podría basarse exclusivamente en conejos. Esta especie le aporta del 80 al 90% de su alimentación. También consume anátidas, ungulados, micromamíferos, perdices y otras aves según la época del año, de la disponibilidad de presas y de la zona.

Lince_6El lince es un animal de actividad fundamentalmente crepuscular y nocturna, aun cuando durante el invierno aumentan sus hábitos diurnos. Es un animal solitario, excepto en las épocas de cría y celo. No suele compartir el alimento si no es con las crías. El macho no coopera en la cría de los recién nacidos, desentendiéndose de la hembra tras el celo.

En Doñana se ha estimado el área de campeo del lince en torno a los 10,3 kilómetros cuadrados para los machos y los 8,7 para las hembras. Después de separarse de la madre, los jóvenes se establecen en una zona a unos 11 kilómetros de media del área natural donde nacieron, pero se han constatado dispersiones de varios cientos de kilómetros.

Los linces miden entre 85 y 110 centímetros, sin incluir la cola, que oscila entre 8 y 15 centímetros. Los machos pesan de 12 a 14 kilos (excepcionalmente 18 kilos), y las hembras entre 9 y 15 kilos. En libertad, la edad máxima conocida es de 13 años.

Lince_7

El celo comienza en enero o principios de febrero. La gestación dura de 63 a 73 días y la hembra da a luz a tres o cuatro cachorros en cuevas o troncos huecos de viejos árboles. Los linces nacen totalmente indefensos y la madre no se separa de ellos durante los tres primeros días. A las cuatro semanas aproximadamente los cambia de guarida y a los dos meses los cachorros son capaces de acompañar a la madre.

El lince ibérico solo puede observarse en el zoobotánico de Jerez (ver enlace) y, desde diciembre de 2014, en el zoo de Lisboa. En este último caso se trata de una pareja que ya no puede formar parte del programa de reproducción porque la hembra ha tenido varios embarazos fallidos y el macho sufre de epilepsia.

Lince_10

Incluimos algunos enlaces que pueden resultarles interesantes: http://sevilla.abc.es/andalucia/cadiz/20140409/sevi-muere-primer-lince-iberico-201404091752.html

http://www.wwf.es/?32900/WWF-denuncia-al-Seprona-la-concentracin-motera-El-lince-en-el-Parque-Natural-de-la-Sierra-de-Andjar

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/07/16/actualidad/1405524578_762402.html

http://esmateria.com/2012/12/31/hay-mas-linces-ibericos-disecados-o-convertidos-en-alfombras-que-vivos/


Deja un comentario

El gato montés europeo

Gato_montes_1

El gato montés europeo (Felix silvestris silvestris) es una subespecie del gato montés. Junto al lince es el único felino salvaje que vive en el sur de Europa. Se le puede confundir fácilmente con un gato doméstico que se haya asilvestrado, aunque es de mayor tamaño y de constitución más fuerte. Suele medir unos 70 cm de largo y entre 38 y 44 de alto, con un peso de 3 a 7 kilos, y un rabo de unos 30 cm de largo.

Gato_montes_2Su pelaje también difiere del gato doméstico en que es más tupido, sobre todo en los meses de más frío. Tampoco cambia mucho de un ejemplar a otro y suele ser de color pardo grisáceo atigrado, más claro y ocráceo en el vientre y partes inferiores, con cuatro rayas negras longitudinales en la frente que convergen en una línea que recorre toda la espina dorsal. Otra peculiaridad suya es la mancha blanca amarillenta que muestra en la garganta.

Se encuentra en casi toda Europa, excepto en Escandinavia, Islandia, Inglaterra, País de Gales e Irlanda, aunque por razones diversas. En Inglaterra y País de Gales ha desaparecido por diferentes causas, como puede ser la deforestación o el exterminio sistemático por considerarle una alimaña, principales motivos por los que la población de gatos monteses ha descendido de forma alarmante en Escocia.

Gato_montes_3

Siempre se ha creído que el pequeño felino prefiere un hábitat boscoso, pero nuevos datos recogidos en los países mediterráneos parecen indicar que incluso prefiere un entorno de “mosaico”, constituido por matorral y pastizales, a una zona propiamente forestal. Vive en las llanuras, mesetas, colinas o media montaña.

Se alimenta en un 90% de pequeños roedores y en un 3% de pájaros y batracios. En España concretamente, su alimentación se compone mayormente de conejos y de roedores en igual medida. Nunca caza en los árboles, y utiliza dos técnicas muy diferenciadas:

Gato_montes_4

– La técnica de acercamiento, que consiste en moverse constantemente en busca de una presa.

– La técnica de acecho, en la que se queda inmóvil, sentado o tumbado durante muchos minutos al cabo de los que se desplaza unos metros más allá, para volver a esperar hasta que se presenta una presa.

Los machos alcanzan la madurez sexual a los nueve meses, y las hembras a los diez. El periodo de celo suele tener lugar de enero a marzo; la gestación dura de 56 a 63 días, y las camadas son de uno a cinco gatitos. Para parir, la hembra escoge un lugar escondido que ofrezca protección de la intemperie, como puede ser un hueco entre las rocas o en un tronco, o incluso la madriguera abandonada de un zorro o de un tejón. Al cabo de tres meses, la madre empieza a traer presas muertas y posteriormente vivas para que los cachorros aprendan a cazar. Suelen emanciparse a los cinco o seis meses. La longevidad media de un gato montés europeo es de quince años.

Gato_montes_6

Son animales solitarios cuyo territorio puede abarcar varias hectáreas. Un macho comparte su territorio con varias hembras, normalmente de tres a cinco. Tiene varias madrigueras que ocupa de forma temporal.

Gato_montes_5El gato montés es una especie protegida por acuerdos internacionales y por distintas legislaciones europeas, nacionales y autonómicas. Entre los peligros que le acechan está la deforestación, la destrucción del matorral para evitar incendios y la creciente urbanización. La persecución directa por el ser humano a través de continuas campañas de control de predadores, ha supuesto en el pasado su desaparición en gran parte del área de distribución original, al ser considerado una alimaña por los gestores de los cotos de caza, y también para satisfacer el mercado peletero en algunos países. En Escocia, casi el 80% de los gatos monteses morían a manos de los guardas de caza. A pesar de la protección legal, el control de predadores sigue siendo una importante amenaza para la especie, particularmente en España: ha podido demostrarse que las capturas y muertes en cajas-trampa son aún elevadas, por ejemplo en Castilla-La Mancha y en la provincia de Málaga. Otro peligro podría ser la hibridación con gatos domésticos que han vuelto a un estado salvaje, aunque de momento los pocos estudios realizados parecen indicar que es un factor muy menor.

Gato_montes_7

Ojalá dejasen vivir tranquilo a este precioso animal cuyo único defecto es equilibrar naturalmente la población de roedores y conejos.


Deja un comentario

Un gato muy antiguo: el “angora turco”

Angora_1

El angora turco (Ankara kedisi, en turco) quizá sea la raza más antigua de gato de pelo largo, así como el antepasado, junto al gato siamés y al europeo, de muchas de las razas actualmente conocidas. Su nombre hace referencia a Ankara, la capital de Turquía.

Angora_2

Crías de angora turco

Ya estaba representado hace 2.000 años en los frescos romanos que decoran la ciudad de Efeso, en Turquía. Los gatos blancos de pelo largo eran considerados de gran valor y solo se encontraban en los hogares de los nobles y altos dignatarios. Se sabe que un explorador italiano, Pietro Della Valle, llevó a su país varios ejemplares en la primera mitad del siglo XV y no tardaron en ponerse de moda.

Las cortes europeas, sobre todo la francesa, se dejó seducir por su belleza, elegancia y pelo sedoso. Se sabe que Luis XV tuvo uno llamado Brillant, y se dice que María Antonieta poseía nada menos que seis, a los que mandó a Estados Unidos en la nave en que ella debía embarcar. Esos seis magníficos ejemplares serían los antepasados del Maine Coon, tan de moda actualmente.

A finales del siglo XVIII, el naturalista francés Buffon lo bautizó oficialmente como Catus angorensis en su “Historia natural”.

Angora turco (cuadro de Cleber Delazari)

Angora turco (cuadro de Cleber Delazari)

Angora turco visto por el naturalisrta Buffon

Angora turco visto por el naturalisrta Buffon

Sin embargo, el angora turco ya no fue tan apreciado en Europa occidental a finales del XIX cuando los ingleses, en su afán por crear una raza de forma más redondeada, menos estilizada y con un pelo más tupido, lo cruzaron con gatos de pelo largo procedentes de Afganistán y con gatos europeos (para obtener un cuerpo más compacto), y crearon lo que conocemos ahora por el gato persa. Invitado a la corte de Inglaterra, su popularidad fue fulgurante. Representó el golpe de gracia para el angora turco, considerado como poco resistente. Se le cruzó sin miramientos y en solo 40 años se extinguió en Europa.

Moneda de una lira turca

Moneda de una lira turca

El gobierno turco salvó la raza in extremis gracias a un programa muy estricto de crianza y reagrupando a los últimos ejemplares en zoos de Ankara y de Izmir. Al principio solo escogieron gatos blancos de ojos azules, ámbar o de ambos colores, pero a partir de 1978 se aceptaron otros colores, sobre todo para evitar la sordera congénita. Entre 1964 y 1968, apasionados de esta raza importaron ejemplares de los zoos turcos a Francia y Estados Unidos. Cuatro de ellos, Yildis, Yildizeck, Mavis y Yaman, pueden considerarse como los antepasados del 80% de los angora turcos que hay actualmente en Europa.

Angora_6

Ahora, el auténtico angora turco es un gato firmemente establecido en muchos países europeos y en Estados Unidos; sin embargo, sigue siendo muy escaso en el Reino Unido.